Este reloj es probablemente una de las creaciones de Alta Relojería más osadas, tanto para Corum como para la relojería contemporánea. El Golden Bridge Round 39 posee una arquitectura única: un juego de formas inimitable con su movimiento «baguette» horizontal, dos medialunas, una a cada lado de la caja redonda de 39 mm. Estos modelos realzan cinco piedras de excepción: diamante, zafiro, rubí, tsavorita y amatista.

La versión de diamante ofrece un detalle adicional: los dos puentes de oro que enmarcan el movimiento «baguette» y el realce también están engastados con diamantes: 76 diamantes de calidad Wesselton en la caja, 12 diamantes talla marquesa y 24 diamantes talla redonda en la microestructura, así como 46 diamantes talla redonda en los puentes de las microestructuras y 60 diamantes en el realce.

El Golden Bridge Round 39 combina armoniosamente la alta relojería y alta joyería.