PIEL NUTRIDA E HIDRATADA CON DÉLICE NUTRITION DE L’BEL

¿Sabías que la piel es un órgano? Y aunque no lo parezca, es uno de los más flexibles y resistentes de nuestro cuerpo. Pero tiene sus debilidades, pues se irrita con facilidad, y pierde las barreras necesarias de protección si no cuenta con la humectación necesaria.

Quizás hayas notado que, con el uso de algunos jabones, tu piel queda limpia, pero se siente áspera, seca y enrojecida. Por eso, es importante que elijas productos que remuevan las bacterias y células muertas sin dejar de lado una humectación que dure todo el día. Y para lograrlo, te damos algunas sugerencias para cuidar tu piel. ¡Toma nota y protégela!

Elige correctamente tus limpiadores corporales: Algunos productos para baño tienden a resecar la piel, y esto puede evitarse con productos con extractos naturales como el aceite de almendras, presente en el nuevo Jabón Corporal Délice Óleo de Almendras y en los frutos rojos del Jabón Corporal Délice Rosé Frutos Rojos de L’Bel. Ambos te ayudarán a lograr una cremosa limpieza e hidratación gracias a su fórmula especial con un ingrediente antibacterial que elimina hasta un 99% de microorganismos como E. coli, S. aureus y P. aeruginosa sin alterar el pH de tu piel ni causar irritación o resequedad. Además, toda la línea Délice Óleo es 100% libre de gluten.

Una capa de hidratación profunda no debe faltar: Es muy importante prolongar la hidratación de tu piel para mantener activas las barreras naturales presentes en sus capas superiores. Logra una hidratación hasta por 24 horas con la Crema para Cuerpo Délice Óleo de Almendras o Délice Rosé Frutos Rojos de L’Bel con las cuales tendrás una nutrición superior durante todo el día.

  • Dile “sí” a la exfoliación de tus manos: La piel se llena de células muertas, las cuales pueden tapar los poros o causar un tono opaco y una textura áspera. Para evitarlo, solo basta realizar una exfoliación semanal con un producto suave, dar un masaje ligero y removerlo con agua tibia. Recuerda evitar temperaturas extremas para que la piel recién exfoliada no se irrite.  
  • Hidrata tus manos: La piel de las manos es muy delicada, y por eso debes mantenerla humectada con frecuencia. Aplica un hidratante que ayude como la Crema para Manos Délice Óleo de Almendras varias veces al día, pero si buscas darles una hidratación con acción reparadora te recomendamos la Crema para Manos Délice Vainilla Exotique. Puedes también cuidarlas mientras duermes, aplicando una capa gruesa de crema para manosantes de dormir y envolviendo tus manos con guantes de algodón. Así, despertarás todos los días con una piel extra suave e hidratada por 24 horas.

Haz que tu piel luzca siempre radiantes con los productos que L’Bel tiene para ti. Busca éstos y otros productos a través de tu distribuidora independiente de belleza L’Bel, en Mi Tienda Online o en el catálogo digital de la marca.



You May Also Like