El año de la cabra con Chopard

Chopard se adelanta y lanza una pieza excepcional para darle la bienvenida al Año de la Cabra.
0 Shares
0
0
0

Una vez más la firma de lujo Chopard se lanza a una nueva aventura milenaria y ancestral. El año de la cabra está por llegar y Chopard de adelanta con esta maravillosa pieza. 

 

Chopard rinde de nuevo homenaje a las tradiciones asiáticas. El ancestral arte japonés del Urushi ha sido convocado para realizar un L.U.C XP “Year of the Goat” sobre el tema del Año de la Cabra. 

 

El más artístico de entre todos los signos del Zodíaco chino es el protagonista de una refinada esfera, el rostro de un reloj animado por un calibre de manufactura L.U.C extra fino. 

 

La quintaesencia del Urushi, el ancestral arte japonés de la laca se une al más alto nivel de sofisticación  de la relojería helvética. Así nace el nuevo L.U.C XP Urushi     « Year of the Goat» (« Año de la Cabra »). Ya se ha convertido en toda una tradición el que Chopard celebre la entrada en un nuevo ciclo del calendario chino. 

 

El Año de la Cabra de Madera dará comienzo el 19 de febrero de 2015, para finalizar el 7 de febrero de 2016.

 

Arte y serenidad

 

La esfera de este nuevo reloj zodiacal está realizada completamente a mano. La escena representa una cabra, serena y de perfil. Se encuentra bajo unas nubes estilizadas y coloreadas, de pie sobre un parterre de flores y transmite, al mismo tiempo, alegría y tranquilidad. 

 

La representación tradicional del Zodiaco chino la cabra es un ser tranquilo, a pesar de que no soporta la injusticia, contra la que está rápidamente dispuesta a rebelarse. De temperamento creativo y en absoluto belicosa, se sirve del arte para reafirmar sus ideas. De fácil convivencia y generosa, es la portadora de virtudes calmantes y la precursora de la armonía asociada a los valores de la tierra y de la familia.  

 

El arte del lacado japonés  

Con la savia del árbol Urushi, denominado “el árbol de la laca” o “barniz del Japón”, se produce el barniz que dio origen al ancestral arte del lacado. Original del Japón y de la China, su resina se recoge una vez al año en cantidades mínimas. Una vez transcurridos entre tres y cinco años de la recolección, a través de un tratamiento especial la resina se convierte en una laca muy resistente y de consistencia melosa, que se aplica en sucesivas capas, extremadamente finas.

 

El Maki-e es una técnica del arte Urushi que consiste en espolvorear, sobre la laca ya aplicada, polvo de metal, en este caso oro, con el fin de hacer destacar los motivos que previamente se han dibujado sobre la superficie de la laca. El precioso polvo se aplica con la ayuda de tubos de bambú y pequeños pinceles de pelo natural, a fin de trazar unas líneas extremadamente delicadas. Este arte requiere un saber-hacer y un nivel de minuciosidad, que solo llegan a dominar, tras largos años de práctica, algunos Maestros Urushi.


Un saber hacer relojero de excepción

 

Este reloj extra plano, de discreta elegancia, de un diámetro de 39,5 mm y un grosor de únicamente 6,8 mm, es el símbolo de la maestría relojera de Chopard. La manufactura L.U.C es una de las pocas capaces de concebir y producir un movimiento mecánico de carga automática dotado de dos barriletes, para una reserva de marcha de 65 horas. 

 

Completamente decorado a mano por los artesanos de la manufactura Chopard, el calibre L.U.C 96.17-L se descubre a través del fondo de zafiro transparente de la caja. Está realizado en oro gris o en oro rosa de 18 quilates. Montado sobre una correa de cocodrilo negro, el L.U.C. XP Urushi “Year of the Goat» se entrega dentro de un estuche especial, también decorado por medio de la técnica Urushi.  Negro por fuera y oro Maki-e por dentro, tiene forma octogonal, el símbolo de la alegría en Oriente. 

You May Also Like