Hacienda Ucazantacua: el paraíso purépecha

El hotel boutique Hacienda Ucazantacua se encuentra en el lago de Pátzcuaro, ideal para escapadas románticas en diciembre.
1 Shares
0
0
1

Cuando su dueño, Rafael, dejó Nueva York para volver a su amado México, se instaló en Michoacán. Enamorado de las ciudades coloniales de este maravilloso estado, decidió hacerse una casa sobre el lago de Pátzcuaro, “pero me encanta la gente, la hospitalidad y la fiesta, así que decidí hacer un hotel”. 

 

Le llevó diez años la construcción y el detallado interiorismo, de lo que hoy se llama Hacienda Ucazanaztacua, integrado a Tesoros de México, donde el lujo está presente en cada detalle y converge con el privilegio de tener la cultura purépecha al alcance.

 

El terreno, enclavado en la montaña hacia el lago, permite verlo en toda su inmensidad desde casi cualquier punto de la propiedad. Es un hotel museo, ya que cuenta con obras de arte contemporáneo y típico michoacano como parte de la decoración; por esa razón no se admiten niños.

 

10636223_771078249626655_3378414223114566732_n

 

Entre los visitantes y huéspedes distinguidos se encuentran Alejandro Ramírez, la actriz Marisa Paredes, el gobernador de Michoacán Salvador Jara, así como diplomáticos internacionales y muchas personalidades más. Cada año, la fiesta privada del Festival de Cine de Morelia se realiza aquí. 

 


LAS ACTIVIDADES


*SPA purépecha, con la masajista de la casa, una mujer purépecha que es sanadora además de excelente para quitar las tensiones de los músculos. Hay variados.

 

*Picnic con champagne, en el jardín, con carnes frías, tabla de quesos y vinos.

 

*Visita guiada por el dueño a las islas de Pacanda, Yunuen y la conocida Janitzio, la hacienda organiza mini expediciones con sus huéspedes con costo adicional. Es acceso exclusivo, ya que se trata de territorio ciento por ciento purépecha y no es parque público.

 

*Pátzcuaro está a unos cuantos minutos y es ideal para comprar artesanía o visitar la plaza Vasco de Quiroga donde se representa cada tarde  “La Danza de los viejitos” o la Casa de los Once Patios, el mercado local de artesanía purépecha, un convento dominico del Siglo XVIII que ofrece joyería orfebre, alfarería, laqueado, sillas equipales y telares.

 

LAS HABITACIONES

 

10678847_754334091301071_2044846253448273851_n

 

*Rey Hierpán 

Gran suite King size con terraza, baño con vestidor y tina con vista al lago. Chimenea, estancia y mesa comedor. Tiene entrada independiente desde la puerta principal, para no pasar por el lobby del hotel.

 

*Reina Ireri

Idéntica a Hirepán, excepto por la orientación de la habitación. Su puerta de madera es del Siglo XVIII y el dueño la compró en los Estados Unidos.

 

*Tata Juriatha 

Suite doble, amplísima, con terraza y chimenea.

 

*Nana Kutzi

Pequeña habitación matrimonial, íntima y silenciosa.

 

*Curicaveri

Habitación doble, opción para amigos. El lavabo es de cobre, sostenido por una roca estilo romano, en medio del baño. 

 

*Parikuni

La suite lunamielera. Está aislada y tiene salida directa hacia el jardín. La regadera es de piedra. 

 

*La Troje

Una auténtica casa purépecha construida sobre el lago. Es pequeña, solitaria y romántica. Claro, hay que dejarse ir por el vaivén del agua…

 

LAS AMENITIES

Todas las habitaciones cuentan con café Nespresso de cortesía, por las mañanas, agua de manantial embotellada y múltiples revistas. Los productos de baño son importados. 

 

LA COCINA

Hay un menú fijo que va cambiando por mes, pero como Rafael disfruta mucho de cocinar, él mismo se encargará de los especiales del día. El restaurante se encuentra en la terraza, dentro del hotel sólo hay una enorme mesa que el dueño comparte con sus huéspedes. Su cava es fabulosa, especialmente el mezcal de la casa.

 

LAS BODAS

Es un lugar favorito para los enlaces de cualquier religión. Rafael pone a disposición su propio plan de bodas, aunque la novia es libre de llevar a todos sus proveedores y wedding planner. 

 

*Si quieres una ceremonia religiosa, será en la Isla Pacanda, donde se encuentra un altar de adobe sin motivos religiosos particulares. Para los católicos, la iglesia del pueblo se adorna para la ocasión. Los invitados son llevados en embarcaciones típicas purépechas.

 

*En el hotel, hay tres niveles para la fiesta: el coctel de bienvenida en la terraza, las mesas y la pista en el jardín del segundo nivel; el after en el segundo jardín. También hay un salón techado en el primer jardín. Todo con vista al imponente lago de Pátzcuaro.

 

10525750_767564079978072_1203370318194760734_n

 

Día de las Ánimas

La legendaria tradición que el Lago de Patzcuaro impone para la celebración de los muertos llega a Ucazanaztacua con una gran cena para 80 personas y un exclusivo programa de visita a distintos panteones de las islas aledañas. Los invitados son transportados en autobuses o embarcaciones. Para hospedarte ese día en el hotel, debes reservar con dos años de anticipación, no así para la cena, donde hay lugares disponibles incluso la misma semana.

 

Reservaciones:

01 (443) 204 1457

www.haciendaucazanaztacua.com 

Hacienda Ucazanaztacua/Facebook

You May Also Like