Fernando Botero habla sobre Diner en Blanc

Fernando Botero habla sobre Diner en Blanc

Hace tres columnas les conté de dos casos en los que socios originales perdieron sus marcas. El primero fue el de Miguel Ángel Aragonés con el Hotel Encanto y el segundo de Fernando Botero y Diner en Blanc. Bueno, pues tengo reacciones sobre ambos casos. 

 

Voy por partes…

 

La primera reacción vino de los opositores de Aragonés. Apenas subimos la columna y comenzaron a llegar a la redacción de Masaryk.TV mails desprestigiando al arquitecto y afirmando que no está titulado. El largo libelo contenía presuntos datos de la SEP que corroboraban lo anterior. Así mismo, en Twitter, diversos “bots” arrobaron a su servilleta y a personalidades socialités y a RPs para acusar lo mismo.

 

Obvio, les respondí que se identificaran y que nos dieran una entrevista con el abogado Xavier Olea para presentarnos los documentos, pero por supuesto, nuuuuunca respondieron. 

 

Es decir, está claro que hay guerra sucia contra Aragonés, pero nadie da la cara. Como dije en un principio, solo queda esperar a ver cómo se desarrollan los hechos y en qué acaban porque lo único seguro hasta el momento, es que no va a ser nada fácil para el arquitecto librar esta batalla, porque se echó encima a peces muy gordos que nadie quisiera tener como enemigos. Gulp. 

 

Botero habló sobre Diner en Blanc


El segundo caso fue el de Diner en Blanc. Presenté las versiones de empleados y amigos de la revista Estilo México y la de Eduardo Uribe sobre una posible fractura entre este y Fernando Botero. La tercera voz en este cuadro, el propio Botero, me otorgó su versión aclaratoria sobre lo sucedido, que reproduzco íntegramente:

 

“El Diner en Blanc no es un evento que busque la rentabilidad como fin supremo. Así las cosas, no tiene mucho sentido que una empresa como Estilo Mexico lo haga.

 

Eduardo (Uribe), en cambio, tiene un compromiso con ese evento muy grande y puede hacerlo rentable para el a nivel individual. Para empezar, tuvo la idea de hacerlo y es la persona que lo ha estado trabajando. Por eso llegamos a ese acuerdo. 

 

Vale la pena que sepas que yo le vendí a Eduardo el derecho de Estilo México en el Dîner en Blanc. Todo se hizo en los términos más cordiales y amables que te puedas imaginar”.

 

Con la declaración de Botero dejo zanjado el tema y la suspicacia del Diner en Blanc, “que Estilo México seguirá apoyando como hasta ahora”.

 

El Principado es una columna de opinión, y por lo tanto, estoy abierta a las réplicas y comentarios; aquí no censuro a nadie, y tal como di las versiones anteriores, presento la de Botero, quien ante todo es un caballero que sabe conducirse con cabalidad en una situación como ésta.

 

Siempre he dado y daré la cara ante todo lo escrito y reporteado, e inclusive lo chismeado, como lo que sigue a continuación…

 

El pleito de Chantal Torres con Michelle Salas

 

Pues sí. Chantal Torres está enojada, y para hacerla enojar hay que echarle ganas porque es demasiado adorable y encantadora.

 

Resulta que luego de ser presa de toda clase de insultos (que todos pudimos ver posteados en su momento en los comentarios del Instagram de Chantal), de parte de un personaje tuitero de las redes sociales llamado Barbie Condechy, Chantal descubrió, con todo e investigador privado, que se trata nada menos que de Michelle Salas, famosa por ser la hija de Stephanie Salas y Luis Miguel.

 

Se dijo durante mucho tiempo que el personaje era un colectivo de chismosos, entre ellos Carlos Carrillo, dueño de la agencia Trendsètera, se habló también del coordinador de moda Aldo Rendón y de varios otros, pero no pasó de la anécdota y no se dijo más.

 

En esta columna nunca le di importancia y jamás la mencioné porque considero que esconderse en el anonimato para ofender a la gente es de cobardes y desclasados.

 

Pero como Chantal lo afirma con mucha seguridad a todos sus amigos, quise contárselo a mis lectores. Torres cuenta que encaró vía telefónica a la susodicha y le dijo sus hostias, como dirían mis parientes en España. Obvio, Michelle se hizo la sueca (como seguirían diciendo mis primas madrileñas), pero Chantal no duda. Si es así, que quemón para la bisnieta de Doña Silvia Pinal. Tssssssss, tsssssss, tssssss. ¿Ven lo que pasa por andar en el ocio?

 

Lo último que supe de Michelle fue que estuvo de asistente de Carolina Herrera en Barcelona, luego se fue a vivir a Los Ángeles y se convirtió en blogger de moda en la revista ¡Hola! Edición México. (http://blog.mx.hola.com/michellesalas/). Apenas hace unos días anunció en su Twitter que acaba de hacer una colaboración para diseñar zapatos con la marca Romero + McPaul.

 

El pasado 13 de junio cumplió 25 años y subió a Twitter una foto de su celebración, al lado de su tío Alejandro Basteri, quien por cierto, era socio de Mike Torruco, el novio de Chantal, en la revista digital Sexenio. Omaigod. Me imagino que los caballeros se han mantenido al margen de la reyerta entre sus niñas.

 

 

¡¡Gracias Piojo!!

Para terminar esta columna, solo me queda sumarme a las muestras de cariño hacia la Selección Mexicana de futbol tras el partido contra Holanda. Yo sé que lo entregamos en los últimos minutos, pero dejamos el alma en el campo, y digo dejamos porque hay que estar en las buenas y en las malas y yo me siento parte del equipo.

 

Hace un par de ediciones le dedicamos El Principado al Piojo Herrera, DT nacional, por si le quieren echar una visitada, y a quien ahora es una de las personalidades más queridas de la vida pública mexicana, o como dijo Juan Villoro en su columna de ayer, “es el Santa Claus al que todos queremos abrazar”.

 

Tenemos pendiente una entrevista con él en Masaryk.TV para que nos lo cuente todo sobre su experiencia mundialista. Mientras tanto, quedan 15 días de futbol y hay que decantarse por un equipo; esta, su humilde escritora, va con Colombia, que me ha dejado con la boca abierta. ¡Qué viva el futbol!

 

Nos leemos la próxima semana…