Swarovski, cristales de lujo para Rihanna y otras celebrities

Un repaso por la firma nacida a finales del siglo XIX, y que tuvo una estrecha vinculación con artistas como Madonna o Michael Jackson, además de la cantante de Barbados.

 

 

Tan bella como provocativa, Rihanna no pasa inadvertida para los medios de comunicación, en especial aquellos especializados en temas «del corazón».

 

Así ocurrió hace pocas horas cuando concurrió casi desnuda a recibir su premio al ícono fashion del año que entrega el Council of Fashion Designers of America.

 

Lo hizo luciendo un vestido de Adam Selman bordado con 21,6000 cristales Swarovski, y dejando casi todo a la vista. Está claro que la firma de cristales no es responsable de las repercusiones en redes sociales, de manera que repasemos algunos datos de la casa. 

 

Con sede en Wattens, Austria, fue fundada en 1895 por Daniel Swarovski, produciendo para dos industrias: cristales y productos de lujo a través de la unidad Swarovski Kristall, y herramientas y maquinaria con Troylit Schleifmittel.

 

Su nombre original fue A. Kosmann, Daniel Swartz & Co., y luego pasó a denominarse K.S. & Co., especializándose en toda la gama de cristales.

 

Su portafolio incluye miniaturas de cristal para joyería y alta costura, candelabros, decoración del hogar, esculturas y rhinestones, unas piedras similares al diamante para artistas y fabricantes.

 

El grupo de Swarovski también incluye Tyrolit (fabricantes del abrasivo y de las herramientas de corte); Swareflex; Signity (piedras preciosas sintéticas); Swarovski Optik (instrumentos ópticos) e Hydrostress (fabricante de maquinaria de demolición, corte y perforación de hormigón).

 

En 2004 lanza Xilion, un nuevo corte diseñado para optimizar la brillantez de las rosas, además de Chatons, un diamante con un exquisito corte.

 

Además, la casa posee en Tirol, Austria, un parque temático del cristal, llamado Swarovski Crystal World.

 

También está vinculado al mundo de la cultura:

 

 

– En 2004 fue patrocinador de la película «El fantasma de la ópera», aportando el candelabro de cristales.

 

– En 2006 confeccionó una bola de discoteca para la obertura del Confessions Tour de la cantante Madonna, que fue valorada en 2 millones de dólares

 

– También con Madonna, aporta elementos a su vestuario para sus giras Sticky & Sweet Tour y MDNA Tour.

 

– Diseñó trajes con cristales incrustados para la última giera prevista de Michael Jackson, de 40 tamaños diferentes y en 27 colores.

You May Also Like