La firmas de lujo con las que “Jasmine” decidió quedarse

La firmas de lujo que acompañaron la locura de Jasmine (Cate Blancett) en Blue Jasmine.

Si nos dieran a elegir algunas piezas de ropa (incluyendo accesorios) y despedirte de todo lo demás que tengas en tu armario ¿qué seleccionarías?  Para Jasmine, protagonista por Cate Blancett  en la película Blue Jasmine  de Woody Allen, quizás fue una decisión sumamente complicada. 

 

Después de una vida repleta de lujos Blue Jasmine se ve en la necesidad de empacar en sus maletas Louis Vuitton todos sus lujos. Sin un peso en la bolsa y justo antes de enfrentar una realidad distinta, esto fue lo que Jasmine decidió llevarse por mera dignidad.

 

 

La ganadora al Oscar como Mejor Actriz, Cate Blancett, portó de manera única el vestuario para la película “Blue Jasmine” dirigido por Suzy Benzinger, diseñadora de vestuario, que anteriormente ya había trabajado con Woody Allen.

 

Para este proyecto en específico se otorgó un presupuesto de vestuario de 35 mil dólares 

 

«Cuando trabajas en una película de Woody Allen tienes un presupuesto muy, muy limitado. ¿Cómo de limitado? El presupuesto de vestuario para esta película era de 35.000 dólares. Y cuando digo 35.000 incluye los extras también» dijo Suzy Benzinger.

 

El trabajo de Suzy era mostrar en Cate Blancett a una mujer con un especial gusto por el lujo, los detalles y la tradición de una mujer rica que vive en Nueva York y además elegir cuáles serían las piezas con las que “Jasmine” se quedaría después de que su marido la dejara en la ruina. Mismas prendas y accesorios que le servirían para jamás olvidar aquellos años gloriosos y que por supuesto la mantendrían protegida.

 

El director Woody Allen les dejó a Cate Blanchett y a Benzinger la responsabilidad de encontrar el vestuario de Jasmine, reconoció la actriz en en Vogue   «Él lleva usando los mismos pantalones y camisa de Ralph Lauren desde hace 20 años y no entiende por qué alguien cambiaría su armario según su estado de ánimo o cómo quieren presentarse a sí mismos«.

 

«Cuando leí el guión, entré en pánico», decía Benzinger en el New York Times. «Al final, me tiré a los pies de los diseñadores. Me colgué al teléfono a rogar. Ayuda cuando sueltas el nombre de Woody o Cate, las puertas se abrieron».

 

Así fue como la moda intervino de manera gloriosa y realmente espectacular al cine. Esta gran historia que le dio un  Globo de Oro a Cate Blanchett, logró integrar el lujo y la moda con una obscura decadencia y locura que pocas veces se puede ver en una película. 

Estas son las piezas que finalmente Suzy Benzinge eligió para acompañar la locura de Jasmine. 

 

Las maletas Louis Vuitton

 

Prácticamente una de las primeras firmas de lujo que destaca en el film son las maletas Louis Vuitton. Mismas que fueron de las cosas más complicadas de conseguir…

 

«Vivo en Lispender Street, la calle de las falsificaciones. He visto copias de todo tipo de bolsos de Louis Vuitton, pero no de maletas. Con un presupuesto normal, simplemente iría a comprarlas. Llamé a Vuitton y me dijeron, ‘Nos encanta Woody, pero tenemos que ver el guión’. Ok. nadie ve el guión». Dijo Suzy Benzinger.

 

Chaqueta de Chanel

 

Esta fue una de las pocas piezas en las que intervino Woody Allen. El director fue claro al expresar que este icónico diseño de Coco. Para ellos la vestuarista llamó directamente a Karl Lagerfeld que de inmediato le mandó la dos chequetas junto con un collar de perlas,  con una nota: ‘Por Cate, haría lo que fuera».

 

Todo indica que Cate Blanchett fue de nuevo la salvación, ya que la actriz fue parte de la inauguración de una de sus tiendas en Sidney, así que de inmediato se las mandaron.

<a target=»_blank» href=»https://imageshack.com/i/108a08j»><img src=»http://imagizer.imageshack.us/v2/320x240q90/36/8a08.jpg» border=»0″></a>

 

El Birkin de Hermès

Otra pieza clave y que acompañó a Jasmine por una buena parte del rodaje fue el Birkin de Hermés en color camel. “El Birkin de Hermès valía más que todo el presupuesto de vestuario de la película», dijo Blanchett en la revista Harper´s Bazaar.

Cabe destacar que la lista de espera para poder adquirir un Birkin es de años de espera. 

 

<a target=»_blank» href=»https://imageshack.com/i/fvc1yfj»><img src=»http://imagizer.imageshack.us/v2/320x240q90/571/c1yf.jpg» border=»0″></a> 

You May Also Like