Time elige al papa Francisco como la ”Persona del año 2013”

La prestigiosa revista había designado en 2012 al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y anteriormente a “El Manifestante”.

La revista Time eligió al papa Francisco como la Persona del año 2013.

 

El año pasado, el presidente Barack Obama fue nombrado como la Persona del año al ser considerado como “el arquitecto del nuevo Estados Unidos”, dijo la publicación. 

 

“En 2012, encontró y forjó una nueva mayoría, convirtió la debilidad en oportunidad y buscó, en medio de una gran adversidad, crear una unión más perfecta”, indicó Time.

 

En 2011, el título de Persona del Año fue otorgado a El Manifestante, un representación de las miles de personas que protestaron en el mundo durante ese año en movimientos como la Primavera Árabe, Los Indignados y Ocupa Wall Street, mientras que Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, obtuvo el reconocimiento en 2010.

 

Francisco fue escogido entre una quinteta de finalistas que incluyó al ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden, la activista Edith Winston, el presidente de Siria Bashar Assad y el senador conservador cubano americano Ted Cruz.

 

La editora de la publicación, Nancy Gibbs, explicó: “Por sacar al papado del palacio y llevarlo a las calles, por comprometer a la iglesia más grande del mundo a confrontar sus más profundas necesidades y por hacer un balance entre juicio y misericordia, el Papa Francisco es la Persona del Año 2013″.

 

El Papa Francisco fue descrito por la revista como una “estrella de rock” que ha logrado atraer la atención del mundo, desde sus plegarias por la paz en Siria hasta sus críticas a las políticas económicas que favorecen a los ricos.


“En menos de un año (el Papa Francisco) ha hecho algo extraordinario no ha cambiado las palabras sino ha cambiado la música. El tono y el temperamento importa de una iglesia construida sobre una sustancia de símbolos”, señaló.

 

Time sostuvo que las declaraciones y las acciones del Papa Francisco tienen el potencial de molestar lo mismo a liberales que a conservadores, por ello ha sido comparado lo mismo con Martin Luther King que con Carlos Marx.



You May Also Like