La importancia de la autoexploración mamaria

¿Por qué la autoexploración? Te presentamos todos los detalles.
0 Shares
0
0
0

La fallecida Evelyn Lauder, quien fuera vicepresidenta de Estée Lauder, puso en marcha la primera campaña contra el cáncer de mama en 1989, un año en el que aún se hablaba muy poco de la enfermedad.

 

Al enterarse de que morían más mujeres a causa de este tipo de cáncer que hombres de SIDA, decidió movilizar a los medios de comunicación para que difundieran información sobre el diagnóstico precoz. Desde entonces, Estée Lauder ha repartido millones de folletos informativos e instrucciones de autoexploración mamaria a través de los cinco continentes. 

 

A continuación, te presentamos la información básica de la autoexploración mamaria difundida por Estée Lauder.

 

¿Por qué la autoexploración?

 

• Porque si existe alguna anomalía es importante detectarla cuanto antes para iniciar el tratamiento más oportuno.

• Porque aunque la mayoría de los bultos en el seno son benignos, la autoexploración ayuda a detectar tempranamente un cáncer de mama.

• Porque es una acción que no cuesta nada y puede salvarle la vida.

• Para que conozcas tu cuerpo y puedas identificar cambios que requieran atención medica.

 

¿Cuándo y cómo hacerla?

 

• Una vez al mes.

• Aunque puedes hacerla en cualquier momento, lo ideal es hacerlo dos o tres días después de que termine el periodo menstrual.

• Si no tienes menstruación, elije un día fijo y fácil de recordar.

• La autoexploración se debe hacer siempre en un lugar tranquilo, a solas, en un momento relajado, tomándose el tiempo necesario.

• El lugar debe tener la temperatura adecuada, ya que debes estar desnuda de la cintura para arriba.

• La autoexploración se debe realizar a partir de los 20 años de edad, además de la realización de una exploración química anual a partir de los 25 años y una mastografía bianual a partir de los 40 años

 

¿Qué hacer si observo algo?

 

• Acude a tu médico ante cualquier anomalía o cambio en el seno: una bolita, dureza o cambios en el pezón (como que se suma o cambie de dirección), cambios de color y/o textura en la piel del seno, salida de liquido por el pezón, inflamaciones, etcétera. 

• Esto lo podrás detectar, si tu autoexploración la realizas de manera constante y periódicamente. 

 

Recuerda siempre que, cuando un tumor se detecta a tiempo, aumentan las posibilidades de vida.

You May Also Like