Paco Schroeder Lases nos habla de The Umoya Project

Paco Schroeder: ”Me di cuenta que el tiempo se está acabando, y que ya no se trata luchar contra el sistema”.
0 Shares
0
0
0

Entrevistamos a  Paco Schroeder Lases, responsable y fundador de The Umoya Project organización no lucrativa que realiza proyectos de alto impacto con el objetivo de ayudar a causas humanitarias de urgencia en Latinoamérica (México), India, Asia y África. 

 

Tiene 29 años, dedica gran parte de su tiempo al marketing digital, pero además se involucra en uno de sus proyectos de vida más importantes: The Umoya Project, para él una razón más para levantarse, para cientos de mexicanos una opción para vivir dignamente.

 

Apoyar a otras personas o comunidades no es nuevo en la vida de Paco Schroeder, desde antes de Umoya, ya había logrado recaudar pesos para la Asociación Mexicana de Esclerosis Múltiple. 

 

¿Actualmente cuál es tu papel en Umoya Project?

 

Además de fundador, soy director general del proyecto. Cuento con un comprometido equipo de 21 personas con diferentes responsabilidades, todos, al igual que yo, tienen sus propios trabajos, utilizando su (frecuentemente) poco (pero efectivo) tiempo libre, colaborando de manera permanente con Umoya, sin remuneración económica alguna.

 

¿Le dedicas todo tu tiempo al proyecto o en qué estás además de éste?

 

Ojalá le dedicara todo mi tiempo al proyecto, porque así lo merece, incluso me he visualizado a largo plazo haciéndolo como mi única actividad “laboral”, sin duda llegará el momento en que Umoya sea mi desayuno, comida y cena; sin embargo (y muy felizmente), trabajo para una empresa trasnacional de marketing y medios en la cual dirijo la parte digital comercial.

 

Siempre he trabajado en la industria del marketing y los medios, pero también siempre me ha gustado ayudar, he tenido la oportunidad de apoyar a otras causas, por ejemplo, hace tres años junto con otras 30 personas voluntarias, logramos recaudar (en 90 días) casi un millón de pesos para la Asociación Mexicana de Esclerosis Múltiple. 


¿Cuánto tiempo llevas en el proyecto Umoya y cómo llegaste a el?

 

The Umoya Project existe hace casi 3 años, su creación surgió por experiencias personales que se alinearon en tiempo y forma. Tuve la oportunidad de viajar a África en 2010, donde pude apreciar que, muchas veces, al igual que en México, existen demasiadas comunidades en pobreza extrema, prácticamente olvidadas, literalmente muriéndose minuto a minuto, que conviven pared con pared con civilizaciones “prósperas”, justo como en el DF, o muchas otras regiones de nuestro país, esto me dio una (triste) perspectiva más global del problema, lo que me hizo comenzar una investigación que me asombró aún más. El nombre “The Umoya Project” se me ocurrió a partir de ese viaje, la traducción es “El proyecto del alma” del Zulu, lengua nativa africana.


¿Qué fue lo que te incentivó a entrar?

 

Durante mi investigación conocí que en el mundo cada 19 segundos muere una persona por temas relacionados con la falta de agua para tomar, derivado de la pobreza extrema, y que casi mil millones de personas viven en esta situación, no hubo marcha atrás para mi, simplemente no pude quedarme con los brazos cruzados, me di cuenta que el problema es tan grande, que no ha sido suficiente el esfuerzo que han hecho las fundaciones a lo largo del tiempo y a nivel mundial, me di cuenta que el tiempo se está acabando, y que ya no se trata luchar contra el sistema, se trata de utilizarlo, de capitalizar permanente y definitivamente las actividades cotidianas de todos los habitantes del planeta, como lo es el entretenimiento, de manera que repercutan positivamente en los problemas de urgencia humanitaria.

 

The Umoya Project, realiza proyectos de alto impacto con el objetivo de ayudar a causas humanitarias de urgencia, ¿qué es lo que le urge a México en materia humanitaria?

 

Yo pienso que el problema más urgente para México es la educación, y definitivamente si es materia humanitaria. Nuestro país, a diferencia de muchísimos otros, cuenta con recursos naturales, económicos y gubernamentales, que si fueran utilizados de manera correcta, el índice de pobreza extrema y muertes derivadas por esta, disminuirían de manera impactante, los medios existen, solo que se utilizan para otras cosas, que frecuentemente no tienen nada que ver con el bien de los habitantes de nuestro país. Existen comunidades en otros países de otros continentes como África, que quisieran tener por lo menos la esperanza y posibilidad de que las cosas cambien, de que las instituciones y los gobiernos algún día fuesen manejados por personas con educación y ética; sin embargo esta posibilidad no existe ni en su imaginación, porque no tienen ni los recursos naturales, ni las instituciones, ni los gobiernos.

 

 

¿Cuándo se inició el proyecto en México?

 

El proyecto se creó en México en 2011, sin embargo el primer evento formal como The Umoya Project lo realizamos el 25 de Febrero de 2012.

 

¿Durante este tiempo cuál es tu percepción de los mexicanos sobre el apoyo de este tipo de eventos?

 

Sinceramente me he llevado una grata sorpresa, si bien ya conocía a mucha gente interesada en la filantropía, no esperaba el nivel de respuesta que hemos obtenido, tanto por la sociedad en general, como por las empresas y marcas patrocinadoras, parece ser que por fin hemos alcanzado la masa crítica necesaria para generar impacto en diversos temas de gran importancia y urgencia, solo que el tiempo con el que contamos para realizar estos cambios no es abundante.

 

¿Qué otras iniciativas tiene el proyecto además de la festival?

 

Por el momento solo hemos contribuido al tema de la escasez del agua, porque es un problema que, una vez resuelto para una persona o comunidad, tiene impacto importante en diversos rubros de la vida de estas personas, dándoles literalmente la oportunidad de vivir, de imaginarse un futuro y la posibilidad de alcanzarlo. Sin embargo, tenemos las puertas abiertas permanentemente a propuestas de personas, fundaciones u organizaciones que tengan una idea para ayudar en algún tema humanitario de urgencia, que necesiten de un equipo determinado a desarrollar proyectos de alto impacto, como lo es Umoya.

 

Paco Schroeder Lases y su Estilo de vida:

 

Edad: 29 años.

Festival favorito de música: Live Aid, Live 8 y Tomorrowland.

Galería de arte de cabecera: 1st Thursdays Dumbo Gallery Walk

El disco que estás escuchando ahora: The XX – Coexist

El mejor hotel de México donde has estado: Me encanta el Live Aqua de Bosques.

Frase favorita: “Si no somos nosotros, ¿Quién? Si no es ahora, ¿Cuándo?” de Hillel

De este año qué películas recomiendas: “De tal padre, tal hijo” de Hirokazu Kore-Eda, y “Cloud Atlas” de David Mitchell

Restaurante del año en México: El Bresca de Polanco.

 

 

 

You May Also Like