Cinco playas de México reciben la etiqueta ambiental Blue Flag

Las playas ubicadas en Baja California Sur, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo y Guerrero podrían atraer a turistas europeos en busca de lugares sustentables

 

Que las playas de México son de las mejores del mundo no hay quien lo niegue. Tanto es así que cinco de ellas recibieron la distinción de sustentabilidad y calidad Blue Flag, que se espera atraiga a turistas europeos en busca de lugares limpios y ecológicos.

 

Las playas Blue Flag de México son El Chileno, en Los Cabos, Baja California Sur; El Palmar, en José Azueta, Guerrero; Playa Nuevo Vallarta, en Bahía de Banderas, Nayarit; Playa Chahue, en Santa María Huatulco, Oaxaca;  así como Playa Delfines, en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo.

 

La certificación Blue Flag es otorgada por el jurado de la Fundación para la Educación Ambiental (FEE, por sus siglas en inglés), conformado por representantes del Programa de Naciones Unidas de Medio Ambiente, la Organización Mundial de Turismo, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

 

Martín Gutiérrez, director de Pronatura, la organización que gestiona el programa en México, dijo que “existe un posicionamiento muy grande en el turismo europeo sobre lo que significa de gozar de una playa Blue Flag”. 

 

“En teléfonos móviles hay aplicaciones que despliegan donde está la playa Blue Flag más cercana”, detalló Martínez.

 

Según Martínez, la gente que decide ir a un destino con esta certificación representa un mercado de 27,000 millones de euros al año.

 

El titular de Pronatura añadió que “es un gran logro para el país y va a traer a gente que no estaba llegando a nuestras costas”.

 

Criterios estrictos

 

Las playas certificadas como Blue Flag —que tiene más de 25 años en Europa— deben cumplir 33 rigurosos criterios para ser seleccionadas, los cuales están integrados en cuatro componentes: calidad de agua, gestión ambiental, información y educación ambiental, y seguridad.

 

Entre ellas, deben ofrecer y promover información ambiental, los datos sobre la calidad del agua deben estar visibles y debe existir información sobre el ecosistema local.

 

Además, estas playas cuentan con un código de conducta y servicios como agua potable, seguridad y equipos de primeros auxilios.

 

You May Also Like