Moët & Chandon en los tiempos de ”El Gran Gatsby”

Moët & Chandon Vintage de 1921 era el champagne más destacado en términos de calidad en la época.

Estamos a unas horas de que la película “El Gran Gatsby” se estrene en México. 

 

Tan sólo pensar en este film, es inevitable entrar imaginarse un  maravilloso mundo de elegancia que sólo aquellos 20s destilaron a su máximo esplendor.

 

Esta adaptación cinematográfica de Baz Luhrmann logró reunir importantes marcas que todos los días trabajan para difundir justamente este mensaje de glamour. 

 

Tal es el caso de Moët & Chandon que forma una alianza con “El Gran Gatsby” película con la que comparte en tiempo y espacio, el maravilloso mudo del lujo y la opulencia.

 

Ambientada en el momento cumbre de este periodo, las grandes y atrevidas celebraciones que aparecen en pantalla encajan a la perfección con el estilo de Moët & Chandon. La Maison está visible con generosas copas de Moét Impérial y con las expresiones de grandeza propias de la marca, como la clásica pirámide de champagne o las botellas magnum, expresando el estilo perfecto  y la clase extrovertida de aquella época dorada con Moët & Chandon. 

 

“Aunque la prohibición estaba en pleno auge en 1922, año en que se basa “El Gran Gatsby”, la importación ilegal de vinos de Europa y Canadá no cesaba”, explica la diseñadora del vestuario de la película Catherine Martin. 

 

Tras realizar un trabajo de investigación por parte de la Maison, el equipo de Martin descubrió que Moët & Chandon Vintage de 1921 era el champagne más destacado en términos de calidad en la época

 

La excelente calidad de esta añada se debe a las heladas estacionales que destruyeron la mayor parte de la cosecha, pero garantizaron el extraordinario sabor de la fruta que permaneció intacta. 

Martin continúa “la excepcional calidad del Vintage de 1921 había sido la opción de bebida deseada para un hombre con gustos excéntricos y conexiones como Gatsby.  Moët & Chandon todavía conserva el material gráfico de la etiqueta original de aquella vendimia de 1921, que fuimos capaces de reproducir para la película. Por este motivo, Baz y yo consideramos que era un elemento que encajaba muy bien tanto creativa como históricamente, además de ser una declaración del carácter de Gatsby”. 

 

 

“Para Moët & Chandon las celebraciones son una parte esencial de la vida. Estamos orgullosos de colaborar con “El Gran Gatsby” ya que la película de Baz Luhrmann, al igual que Moët & Chandon, capta la esencia de celebración de aquella época”, afirma Arnaud de Saignes, Director Internacional de Marketing y Comunicacion de Moët & Chandon. “El Gran Gatsby” encaja a la perfección con el estilo de Moët & Chandon: glamour y efervescencia con un toque especial de elegancia y modernidad. 



You May Also Like