Sin categoría

Una tarde en el Museo Guillermo Spratling

Un sitio de interés para quien visita la colonial ciudad de Taxco.

Un sitio de interés para quien visita esta colonial ciudad de Taxco de Alarcón, es sin duda, el Museo Arqueológico Guillermo Spratling, que forma parte de los Museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

Este museo abrió sus puertas al público  el 27 de Junio 1975. Eun espacio que se distingue por sus salas y colecciones; siendo las más importantes, la colección de piezas arqueológicas, que el propio Guillermo Spratling reunió durante las tres décadas que permaneció  en el estado de Guerrero y que son su legado para el pueblo de Taxco y sus  visitantes. 

 

Esta colección está conformada por piezas de las diversas provincias y culturas arqueológicas de Mesoamérica, desde la Olmeca hasta la Mexica, encontrándose en la sala principal de exposiciones permanentes.? Además del valor histórico y cultural que estas piezas tienen, es importante resaltar que los diseños que se presentan, sirvieron como referente e inspiración a Guillermo Spratling para hacer los modelos que volvió artesanía en plata en sus talleres. Los visitantes pueden admirar en la nueva sala permanente  “La Sala de la Plata” de Guillermo Spratling, una colección con más de 140 piezas de plata, diseños y dibujos originales de Spratling, según informa el sitio taxco.triangulodelsol.travel.

 

El Museo cuenta con una tienda, donde los visitantes pueden adquirir libros, revistas, miniguías,  postales y reproducciones arqueológicas certificadas por el INAH. 

 

Lugar: Calle Porfirio A. Delgado no.1 Centro, CP 40200


Sobre Guillermo Spratling

 

William Spratling revitalizó Taxco con la creación de la industria platera y el trabajo de hojalata. Spratling vivió en esta ciudad desde 1929, donde comenzó su labor con un grupo de plateros de Iguala, con los que en 1931 formó su primer taller. Hacia 1953 fue distinguido como hijo predilecto de la ciudad. Fue caricaturista, aviador, escritor, horticultor e incluso una de las calles de Taxco fue bautizada con su nombre.

 

Spratling se dedicó a coleccionar piezas prehispánicas, actividad en la que fue iniciado por Diego Rivera y que se convirtió en una de sus pasiones. A la postre reunió una magnífica colección de reproducciones y objetos originales arqueológicos e históricos. En 1960 donó parte de su colección a la UNAM y publicó el libro “Más humano que divino”. Tres años después, con la inauguración del Museo Nacional de Antropología, cedió al mismo los objetos de estilo Mezcala. Murió en 1967 y, de acuerdo con su testamento, el resto del acervo, compuesto por dos mil objetos, pasó a manos de la población de Taxco. De este modo, en julio de 1975 se creó el museo que lleva su nombre.

You May Also Like