Juan Rulfo en 10 frases

Un día como hoy pero de 1917, nació Juan Rulfo, uno de los escritores más influyentes del siglo XX.
0 Shares
0
0
0

Un día como hoy pero de 1917, nació Juan Rulfo, uno de los escritores más influyentes del siglo XX, cuyo verdadero nombre era Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno.

 

Creador de obras tan importantes como “Pedro Páramo” y “El Llano en Llamas”, Rulfo forma parte del hito de literatura hispanoamericana. 

 

La trayectoria de Rulfo estuvo enmarcada con importantes reconocimientos como el Premio Xavier Villaurrutia y el Premio Príncipe de Asturias de España, que ganó en 1983. 

 

El escritor jalisciense falleció el 8 de enero de 1986 en la Ciudad de México.

 

Como parte de un homenaje, te presentamos 10 frases célebres de Juan Rulfo.

 

1. “Todo escritor que crea es un mentiroso; la literatura es mentira, pero de esa mentira sale una recreación de la realidad; recrear la realidad es, pues, uno de los principios fundamentales de la creación”.

 

2. “Se trabaja con imaginación, intuición y una verdad aparente; cuando esto se consigue, entonces se logra la historia que uno quiere dar a conocer. Creo que eso es, en principio, la base de todo cuento, de toda historia que se quiere contar”.

 

3. “La imaginación es infinita, no tiene límites, y hay que romper donde se cierra el círculo; hay una puerta, puede haber una puerta de escape, y por esa puerta hay que desembocar, hay que irse”.

 

4. “El tiempo es más pesado que la más pesada carga que puede soportar el hombre”.

 

5. “Los problemas sociales se pueden plantear de una manera artística. Es difícil evadir de una obra el problema social, porque surgen estados conflictivos, que obligan al escritor a desarrollarlo”.

 

6, “¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mí me costó vivir más de lo debido”.

 

7. “Sueño con la tranquilidad que, según yo, es la mayor riqueza del hombre. Espero la magia de otras noches porque yo soy un tecolote. Todo lo hago de noche”.

 

8. “No, nunca creí que el amor que te fuera a tener me atormentara tanto. Ahora me conformo con tus cartas, con esos pedacitos de tu pensamiento, y beso tu nombre y las palabras allí escritas con tus manos tan dulcemente queridas”.

 

9. “Te voy a dar un consejo antes que nada: no te enamores nunca, porque duele; duele aquí donde la gente dice que tenemos el corazón”.

 

10. “Junto a tu nombre el dolor es una cosa extraña. Es una cosa que nos mira y se va, como se va la sangre de una herida”.

You May Also Like