Un iPhone de oro y diamantes, el nuevo lujo chino

Hong Kong, con una nueva generación de ricos, se convierte en un destino ideal para amantes de la opulencia y la exclusividad
0 Shares
0
0
0

 

Hong Kong se ha transformado, en los últimos años, en un reducto de millonarios, lujo y opulencia. Allí se considera fracasada a toda persona que, superando los 30 años, no tenga un Rolls Royce con interiores de cuero o un iPhone con incrustaciones de diamantes.

 

El flamante paraíso del lujo, al igual que Rusia a comienzos de los años ´90, es el reflejo de los cambios que ocurren en China, donde nuevas fortunas se amasan al ritmo del crecimiento inmobiliario y de la construcción, además del comercio y el carbón. Y estos nuevos millonarios tienen gustos refinados, casi lindando con la opulencia.

 

Conscientes de esta nueva realidad, el DG Lifestyle Store ha lanzado un iPhone 5 con carcasa de oro rosa e incrustaciones de diamantes de 7,28 quilates, formando el número 5. ¿El precio de este “capricho”? Algo más de 200 mil dólares de Hong Kong (unos 25 mil dólares estadounidenses)

 

Se espera que China, que representa hoy el 25% de los gastos en productos de lujo mundiales, se convierta en 2020 en el líder de este sector, con el 44% de las ventas globales.

 

La directora de la tienda, Lui Cytheia, asegura que “les encanta, es especial. No les importa el precio. Ellos piensan de esta manera: si tú tienes un iPhone y yo también, ¿por qué tener el mismo?”.

 

“Los chinos gastan mucho dinero, para ellos o para regalar. Quieren tener un teléfono diferente, con modificaciones únicas”, comenta.

 

Además, Lui recordó que un hombre de negocios de Hong Kong le compró un iPhone cubierto de oro y diamantes por 15 millones de dólares estadounidenses, al parecer el iPhone más caro del mundo.

 

Personalización, la clave

 

Por su parte, Mariana Kou, de la compañía de cotización CLSA, asegura que en el sector del lujo, la tendencia es la personalización”.

 

En este sentido, menciona la propuesta de marcas como Salvatore Ferragamo, que propone bolsos en 40 colores diferentes: en piel de lagarto, pitón o avestruz. O el caso de Ermenegildo Zegna para los trajes, o de Rolex para los relojes.

 

Otra empresa que hace de la personalización su estilo es Rolls-Royce, que personaliza el 80% de sus pedidos de Phantoms.

 

 

You May Also Like