Exquisitos bocadillos daneses

La especialidad de la cafetería de la Real Fábrica de Cerámica de Dinamarca

En estos días pasados se me ha dado por hablar de Dinamarca, pero hoy especialmente les hablaré de una calle de Copenhague, la Stroget. Esta calle es la principal de la ciudad, es peatonal y estrecha, y es la que cuenta con buena parte de las tiendas de moda, cervecerías, grandes almacenes y diseñadores que están triunfando tanto en Dinamarca como en buena parte de Europa. 

 

Es en esta calle, en donde se ubica la Real Fábrica de Cerámica, una mansión de varias plantas que, además de rivalizar desde hace siglos con Delft (Holanda) por la hegemonía de las piezas de diseño blanquiazul, se ha transformado en una  atracción turística y un rincón gastronómico privilegiado. Un título que sin duda no es nada fácil de ganar, ya que si tenemos en cuenta que la ciudad es la nueva capital gourmet de Europa con 12 establecimientos premiados con estrellas Michelin y que uno de ellos, es el Noma, además, elegido el mejor restaurante del mundo, no parece sencillo.

 

Pero el porqué esta cafetería de un museo ha llegado a ser un must gastronómico se lo deben a Rud Christiansen, creador de los “Smushis”, unos bocados que se asemejan al sushi japonés y al pintxo vasco, aunque con un claro componente escandinavo. 

 

Son pequeñas piezas de comida muy elaboradas, sobre una base de pan smorrebrod danés, con algo de pescado, que puede ser crudo, en salmuera o cocinado; aunque también hay algunos de carne, pero no es lo común. Se acompañan de rucula, betabel o remolocha, huevo, zanahoria, foie gras entre otros. Su precio es alrededor de tres euros cada uno. Como aperitivo o incluso como comida principal, valen la pena probarlos si te das un paseo por esta ciudad calificada hoy en día como de Alta Cocina.

 

The Royal Cafe

Amagertorv, 6 

Copenhague Dinamarca

Tel. 3312 1122

You May Also Like