Los lugares ideales para recibir el masaje perfecto

Olvídate del estrés y experimenta los mejores masajes

Estrés, estrés y más estrés. Cuando llegan las vacaciones queremos aprovechar a relajarnos y que mejor el verano y un buen masaje para olvidarnos de trabajo y problemas cotidianos.  

 

En este artículo, te ayudaremos a relajarte y para ello no hay nada mejor que un buen masaje para liberar tensiones. Es por eso, que decidimos viajar hasta Oriente, a los lugares más lejanos para traerte los mejores masajes. ¡Qué te parece acompañarnos! 

 

Primer destino que llegamos para relajarnos es Tailandia, país donde la cultura del masaje está muy arraigada, y donde el culto al cuerpo y a la mente es más que una tradición. El masaje tailandés es uno de los más conocidos, sin embargo nosotros te explicamos en profundidad cuáles son sus características. Surgió de la mezcla de la medicina china y la ayurvédica. La cultura oriental cree en la energía que fluye por nuestro cuerpo, y su bloqueo es lo que permite las enfermedades. Hace que tengamos un desequilibrio físico que el masaje ayuda a mejorar.

 

El masaje consiste en estiramientos pasivos que se mezclan con presiones por todo el cuerpo, por lo que se caracteriza por ser un masaje lento. La persona que lo realiza utiliza diferentes partes de su cuerpo, como los pulgares de las manos, rodillas o pies unidos a su peso, con movimientos enlazados que recuerdan a una danza oriental. Gracias a este masaje lograremos mejorar posturas y articulaciones, mejorar la circulación linfática y sanguínea, lograr una conexión consciente con el cuerpo o mejorar el estado de la piel gracias al aumento de la producción de colágeno.

 

Después de haber disfrutado este masaje tailandés, ahora nos vamos a Hawaii para descubrirte el masaje de estas islas. Su nombre original es Lomi-lomi, que en hawaiano significa masaje. Su origen es ancestral y ya lo utilizaban los polinesios. Es un masaje rítmico y muy fluido, que se realiza con las manos y antebrazos, de forma controlada y con cuidado. Son maniobras firmes con movimientos armónicos, por lo que ayudan a la relajación profunda. También se realizan estiramientos para mejorarlo. Su realización se llama técnica holística, ya que su objetivo es mejorar mente, cuerpo y espíritu. En este masaje se unifican los estados de ánimo de la persona con el cuerpo en un mismo todo. Sin duda, es uno de los  preferidos.

 

Y después de haber disfrutado Hawaii, regresamos a Oriente, pero ahora es el turno de China. Allí experimentaremos el Tui Na, una modalidad terapéutica del masaje chino, cuyo origen se remonta a 2000 años, cuando lo utilizaba la dinastía Shang. Nace de una fusión entre la medicina terapéutica china y del flujo del Qi de la acupuntura. Se realiza masajeando los tejidos blandos, como músculos y tendones, mezclándolo con técnicas de acupresión para mejorar el flujo del Qi, además de otras técnicas para reestructurar las relaciones entre músculos, ligamentos y huesos. Es muy común el uso de diferentes ungüentos naturales como cataplasmas y bálsamos, lo que ayuda a relajarse aun más. 

 

Y para terminar de relajarnos en este viaje de masajes porque no ir a Bali? En esta isla de Polinesia surge este masaje oriental cuyo origen se inspira en la medicina hindú, que gracias a los viajes que realizaban los barcos comerciantes, trajeron las hierbas medicinales hindúes, sus técnicas de masajes y la medicina ayudérvica, mezclada con la acupersión de China. Aquí nació el masaje balinés, que incluye un gran número de técnicas por lo que hace de él, uno de los más completos. 

 

Estiramientos, reflexoterapia, fricciones, acupresiones. Que se mezclan con elementos del Yoga para relajar los músculos y estimular la mente. Según la zona donde se realice, tiene diferentes fines. Si se realiza en piernas y brazos ayuda a favorecer la movilidad y la circulación de la sangre, mientras que si se realiza en la espalda se eliminan tensiones musculares. Pero no existe un solo masaje, balinés, podemos encontrar el Sasak o Balinés Boreh, que lo realizaban los agricultores con una pasta de arroz para aliviar los dolores.

 

Sin duda, recibir un masaje es una de las experiencias más placenteras que existen, es una buena oportunidad para estimular cuerpo y mente y conseguir la mejor relajación. Porque no experimentarlo en sus lugares de origen. Te invitamos a que lo consideres.

You May Also Like