Marilyn Monroe frente al lente de Bert Stern

La última sesión de fotos de Marilyn Monroe

 

La última sesión de fotos de Marilyn Monroe fue tomada por Bert Stern, famoso fotógrafo de moda de revistas como Vogue, Squire, Look, Life,Glamour y Holiday.

 

Bert Stern, uno de los fotógrafos más estrictos de los 50s y 60s logró captar los “últimos momentos” de Marilyn Monroe con una sesión de fotos que duró tres días, en las que se desprendió un trabajo de más de 2 mil fotos, fruto del libro “The last sitting”.

 

Para esta acordada sesión de fotos para la revista Vogue, Marilyn Monroe que cumple hoy 50 años de muerta aceptó posar desnuda y sin maquillaje en la suite 261 del el Hotel Bel-Air en Luisiana.

 

Aunque existen testimonios visuales de otras sesiones de fotos de Marilyn Monroe desnuda esta sin duda fue una de las mejores.

En el libro “The last sitting” Bert Stern cuenta su aventura con la mujer más sexy de todos los tiempos. 

 

«He esperado por ella como un amante, como un novio antes de su boda, el ritmo de la verificación de la planta de hielo en el 1953 Dom Pérignon cosecha de champagne, la pulverización con la suite de Chanel No. 5» describe Stern.

 

Marilyn Monroe, famosa por su impuntualidad, llegó 5 horas tarde a la sesión de fotos junto con su estilista. 

 

El Crucifijo, una de las fotos que mas odiaba la Monroe y pone a través de una pluma roja en forma de una gruesa cruz. Tras el rodaje, Marilyn Monroe rechazó algunas de las imágenes, el marcado con un lápiz rojo (no lápiz labial), directamente en la película.

 

«Ella odiaba la cicatriz en su barriga de una reciente operación de vesícula, le dije que era hermosa. Fue en un momento en su vida cuando tenía que volver a inventarse a sí misma, creo que es la razón por la que aceptó posar para mí, ellos bebieron galones de Dom Pérignon, se emborracharon y ella se durmió. » dijo Bert Stern.

 

Bert Stern, no sólo fue afortunado en fotografiar a la mujer más sensual del momento, además Audrey Hepburn, Elizabeth Taylo, Brigitte Bardot entre otras, sin embargo fue Monroe que lo dejó enganchado para siempre: «Esos tres días fueron de mi historia de amor virtual con Monroe» Bert Stern.

 

 

Un 5 de agosto de 1962, a las 4:55 hs, el jefe del departamento policial de Los Ángeles, Jack Clemmons, recibió una llamada del médico psiquiatra Dr. Greenson, psicoanalista de Monroe, quien le dijo que la actriz murió en su casa.

Al poco tiempo se descubrió que la autopsia reveló que falleció de una sobredosis de barbitúricos.

 

 

Poco más de un mes antes, el 21 de junio  Marilyn Monroe posaba desnuda para el lente de  Bert Stern.

Sin duda una sesión que nunca será olvidada.

 

 

 

 

 

 

 

You May Also Like