Fin de semana en el «Hotel de La Trémoille»

Un clásico imperdible en París

 

Pasar un fin de semana en París es emocionante y más si nos alojamos en el Hotel de La Trémoille, en el 8vo distrito (8eme arrondisement). El Hotel pertenece a la cadena hotelera escocesa The Scotsman Hotel Group.

 

Debe su nombre a la calle de La Trémoille (esquina Rue Boccador), bautizada así en honor a Luis II, Señor de la Trémoille, chevalier (caballero) y amigo personal del Rey Francisco I. Está en pleno Triángulo de Oro de la ciudad Luz, a un par de minutos a pie de la Avenida Montaigne, a pocos metros de la Tour Eiffel y de Champs Elysées-Clémenceau.

 

Un hotel de lujo, pero con una discreta entrada así como su personal que te recibe, uno de los grandes valores del lugar. Son personas que conocen sus clientes y lo que les gusta desde hace muchos años. Su savoir-faire es la clave.

 

La intimidad y la discreción es lo que buscan algunos de sus huéspedes, famosos y celebridades que no desean que los medios de comunicación o los fans los incomoden. En el pasado dos personajes de la historia que se hospedaron en La Trémoille fueron Louis Amstrong y Duke Ellington, foto de ellos en blanco y negro cuelgan de la pared cerca de la recepción.

 

En cuanto al interior del Hotel quiero destacar la escalera Art Déco que es una pieza de gran belleza. Para desayunar, en el Restaurante Louis 2, una puerta junto a los elevadores. El restaurante tiene forma de L, y cuenta con un lounge. Una decoración moderna y lujosa, como todo el diseño decorativo del hotel. La maitre del restaurante es una señora encantadora, sonriente y muy amable que no pierde un solo detalle. 

 

La Trémoille cuenta con 93 habitaciones de las cuales 23 habitaciones son estándar, 43 habitaciones superiores, 14 habitaciones de lujo, 8 suites junior y 5 suites. Hay habitaciones con terraza, en los pisos 2 o 5. 

 

La decoración de las habitaciones es similar, pero varía cada una con las distintas tapicerías de terciopelo. Es una buena combinación entre lo moderno y lo clásico. En cuanto al cuarto de baño, posee todo lo necesario, las amenities son de Molton Brown. En la bañera hay una estantería doble con 5 distintos geles de baño y ducha. El espejo de tres láminas es fantástico para maquillarse y peinarse.

 

Existe un servicio de Concierge de 24 horas y también está disponible el servicio de habitaciones a cuarto a cualquier hora del día o de la noche. Por la tarde, una camarera de habitaciones pasa a repasar la habitación y preparar la cama. Una cajita de macarons de Ladurée sobre la mesa baja, frente al mueble bar, las cortinas corridas y las luces de las mesitas de noche encendidas. Un armario de madera oscura de forma semi-circular y puertas corredizas guarda un completo mini-bar, televisor LCD con canales satélite y DVD. Se puede acceder a internet desde la televisión, gracias a un teclado de infrarrojos.

 

Para los huéspedes deportistas, el Hotel tiene una sala fitness y de sauna. Un área muy agradable dedicada a la tonificación y a la belleza gracias a la cabina de estética, los servicios están firmados por la marca Carita. Un completo menú de masajes y cuidados cosméticos. Lo que uno siente al hospedarse en el Hotel de La Trémoille es una sensación de confort, lujo, atenciones y relax.

 



You May Also Like