La historia de Prada

Para muchos, Prada es la marca icónica del lujo y cierta ostentación.  En estos apectos, sólo rivaliza con Louis Vuitton, Gucci y algunas otras pocas etiquetas, todas presentes en Masaryk, por supuesto. El origen de Prada se remonta al año 1913, en la ciudad de Milán, con el establecimiento de una
0 Shares
0
0
0

Para muchos, Prada es la marca icónica del lujo y cierta ostentación.  En estos apectos, sólo rivaliza con Louis Vuitton, Gucci y algunas otras pocas etiquetas, todas presentes en Masaryk, por supuesto.

El origen de Prada se remonta al año 1913, en la ciudad de Milán, con el establecimiento de una marca especializada en artículos de piel por parte de Mario Prada, el fundador de la empresa, denominada en ese momento “Fratelli Prada” (Hermanos Prada).

Mario Prada muere en los 50´s, y su hijo no tiene mayor interés en la continuidad del negocio. Es irónico que quien llevó adelante la marca por 20 años fuera la nuera de Mario Prada; para Mario Prada, un “macho 100% italiano”, las mujeres no debían tener ningún rol en los negocios (que pensarán las miles de ejecutivas en todo el mundo que hoy lucen las creaciones de este diseñador?).

Otra mujer es quien toma las riendas del negocio en los 70´s, se trata de la hija de Mario, Miuccia Prada, con la ayuda de su pareja y diseñador Patrizio Bertelli.  En 1978, Prada tenía ingresos anuales de sólo US$ 450.000.  Los comienzos de Miuccia Prada no fueron fáciles, y le tomó varios años conseguir el posicionamiento que tiene la marca en al actualidad.

En 1983, Prada abre la segunda tienda en Milán, en la prestigiosa Galleria Vittorio Emanuele II.  En 1984 iniciaron la expansión internacional, con la apertura de las tiendas de París, Madrid y New York (además de Florencia en Italia).

En 1984 Prada lanza la primera línea de zapatos, y en 1985 tiene el primer gran éxito a escala mundial con el lanzamiento de la bolsa clásica Prada.  En 1989, el lanzamiento de la colección pret-a-porter femenina supuso el segundo éxito global de la marca.  Para ese momento, Prada estaba visto como la combinación perfecta de tradicón e industrialismo moderno, lo que una “working woman” necesita para estar elegante y cómoda, en oposición a lo que otras marcas de lujo reflejaban (sólo la parte de la elegancia).

En 1990 Prada ya tenía ingresos por US$ 31.7m anuales.  Ese mismo año, Patrizio Di Marco fue nombrado como responsable de la expansión de la empresa en USA.  En 1992, Prada lanza la línea Miu Miu, orientado a un público más joven.

Para 1997, la empresa generaba ingresos de US$ 571m anuales, y tenía 40 tiendas, 20 de ellas estratégicamente ubicadas en Japón.

En 1998, Prada abre la primera tienda para hombres en Los Angeles, USA.

A partir de fines de los 90´s, Prada se involucra en una expansión a base de adquisiciones, tratando de imitar la estrategia de compra de marcas de lujo que ya implementaba el grupo de Louis Vuitton (LVMH).  Dentro de estas actividades, toma participaciones en marcas como Gucci y Fendi (25%), además de Jil Sander, Helmut Lang y Amy Fairclough.

A partir de cierta desaceleración en el consumo de bienes de lujo, en los comienzos del presente siglo, Prada debe deshacerse de sus adquisiones.  El 25% de Fendi que poseía, es vendido a Louis Vuitton (LVMH).

La historia de Prada en México tiene sus particularidades, como no podría ser de otra manera.  En nuestro país existe un señor Prada, originario de León, que tiene tiendas, y de hecho es el propietario de www.prada.com.mx, además del registro de marca.  Pero cuidado, en ese sitio no encontrarás las prendas originales del Prada europeo.  Entendemos que ha habido negociaciones entre este señor y los europeos para llegar a un acuerdo por la cesión de la marca.

You May Also Like