5 cosas que no sabías de Tequila Herradura

0 Shares
0
0
0

El paso del tiempo es inevitable, hay quienes logran dominarlo y hacer de él algo extraordinario. Tequila Herradura es uno de esos ejemplos, en los que la visión y esfuerzo de su gente, los ha colocado como uno de los mejores tequilas del mundo. 150 años se dicen fácil, pero detrás de eso hay un sin fin de historias que contar. 

Rubén Aceves, embajador global de la marca, ha coleccionado durante 20 años, recuerdos de la marca; desde la crisis de agaves en el año 2000, hasta su crecimiento exponencial en el extranjero. Sin duda, cada acontecimiento ha marcado el destino de Tequila Herradura, siendo los siguientes eventos, un parteaguas en la historia.

1. Si por algo es reconocido Herradura es por sus agaves, los cuales destacan por su buen tamaño y salud. Esto se debe en gran parte a la distribución que tienen cuando son sembrados. Entre agave y agave, hay un metro de separación, esto para que durante el crecimiento, no se roben nutrientes unos a otros. Entre cada hilera de agaves, hay tres metros de separación, con la finalidad de que el jimador tenga espacio suficiente.  

Rubén Aceves, embajador global de la marca, ha coleccionado durante 20 años, recuerdos de la marca; desde la crisis de agaves en el año 2000, hasta su crecimiento exponencial en el extranjero. Sin duda, cada acontecimiento ha marcado el destino de Tequila Herradura, siendo los siguientes eventos, un parteaguas en la historia.

1. Si por algo es reconocido Herradura es por sus agaves, los cuales destacan por su buen tamaño y salud. Esto se debe en gran parte a la distribución que tienen cuando son sembrados. Entre agave y agave, hay un metro de separación, esto para que durante el crecimiento, no se roben nutrientes unos a otros. Entre cada hilera de agaves, hay tres metros de separación, con la finalidad de que el jimador tenga espacio suficiente.  

2. Durante la crisis del agave en el año 2000, se perdieron miles de un día para otro. Esto debido a la helada que azotó Jalisco, la cual provocó que nevara. Esto derivó en: la micropropagación. Consistió en extraer del corazón del agave, pequeños trozos de aproximadamente un centímetro cúbico y los colocaron en recipientes de plástico. De ahí empezaron a nacer hijuelos de agave, logrando asegurar una nueva generación. El gobierno mexicano quedó impresionado por la respuesta tan rápida de Tequila Herradura a esta crisis,  que apoyó el proyecto de la micropropagación con la finalidad de que este conocimiento fuera compartido con los agaveros. 

3. En los años 60 comenzó la exportación de Tequila Herradura a EUA. De esto nació la necesidad de un diferenciado entre el producto que se vendía en México y el producto que se vendía en EUA. La manera más fácil de lograrlo fue a través de las botellas. Las que se vendían en México eran cilíndricas y las del extranjero eran cuadradas. Esto permaneció durante décadas, Tequila Herradura era el único licor en el mundo en tener diferentes formas, hasta que en el 2008, decidieron unificar, siendo la botella cuadrada el estándar. Actualmente, Herradura Blanco es el único con botella cilíndrica.

4. Sustentabilidad es uno de los pilares más importantes. Tequila Herradura ha invertido gran parte de su capital en infraestructuras para minimizar su huella ambiental. La caldera que usan fue diseñada para que se puedan quemar pedazos de madera o mazorca de maíz, entre otros, dejando a un lado todos los combustibles fósiles que representan grados altos de contaminantes. Una aerolínea estadounidense, se percató de los programas sustentables de Tequila Herradura, invitándolos a dar una plática a sus directivos y proveedores, invitándolos a comenzar con estas iniciativas. Fue tal el impacto que la aerolínea comunicó que no venderían licores que no cumplieran con normas en pro del ambiente. 

5. La Hacienda en donde se produce Tequila Herradura, tiene poco más de 400 años. Después de estar abandonada, en los años de 1830, un sacerdote la adquirió para darle trabajo a la gente del pueblo. La historia de Tequila Herradura inicia en 1870, cuando las herederas del sacerdote, venden la hacienda a la que posteriormente serían los creadores de Tequila Herradura. Desde hace 150 años la producción se realiza en el mismo lugar, dotándole al líquido una carga histórica importante. 

El legado de Tequila Herradura es indiscutible, logrando en 150 años, posicionarse como el tequila de México. 

You May Also Like