Consumo responsable en alimentos, una tendencia con grandes beneficios.

En los últimos años el consumo responsable ha tomado conciencia en muchas personas, ya sea con la finalidad de cuidar la ecología, mantener un cuerpo saludable o simplemente estar a la moda, la explotación sin medida ha tenido grandes consecuencias, entre ellas, el daño causado al medio ambiente llevando a la extinción a varias especies y provocando graves cambios climáticos. Otra de las problemáticas es el elevado número de enfermedades causadas por una mala alimentación. La buena noticia es que revertir este daño aún es posible.

La Organización de las Naciones Unidas ONU, reconoce a la gastronomía sustentable como aquella que promueve el consumo responsable de alimentos y en la Ciudad de México algunos restaurantes se han sumado a esta causa, adquiriendo productos que se encuentren en armonía con la ecología y generen un equilibrio de consumo. Una pequeña aportación genera grandes beneficios, algunos de ellos son:

Beneficios en la ecología

Los alimentos cultivados libres de pesticidas, colorantes y hormonas, detienen significativamente daños al medio ambiente, se les permite crecer en tiempo y forma, lo cual, reduce el estrés que la aceleración artificial les genera, también aumentan los nutrientes que muchas veces los alimentos transgénicos sustituyen por hormonas. Por último, se le otorgan propiedades a la tierra que ayuda a regenerar sus propios nutrientes. En el caso de los animales, tener un control de sustentabilidad evita la extinción total de una especie y en el caso de los vacunos, mantenerlos y alimentarlos naturalmente les ofrece una mejor calidad de vida.

Beneficios en la salud

Al ser productos no contaminados, aportan una mayor cantidad de nutrientes ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes; en el caso de la carne cuenta con una mayor calidad en los hidratos de carbono y proteínas, consumir estos productos beneficia al organismo fortaleciéndolo ante enfermedades como gripes y resfriados e incluso aquellas que se desarrollan a largo plazo como lo es el cáncer y diabetes. Sumado a todos estos beneficios, notarás un sabor diferente ya que los alimentos alterados suelen perder su sabor original.

 Beneficios en la economía

Para garantizar la calidad de los productos, algunos restaurantes han optado por obtenerlos directamente de las manos del agricultor, mejorando la calidad de vida rural pagando precios justos y aportando fuentes de empleo, labor a la cual se suma Omar Méndez Tejada, Chef Corporativo de Grupo Entre Fuegos quien incentiva el consumo regional:

“Tenemos un acuerdo con agricultores en todo el país, Ensenada, Atlixco, Valle de Bravo por mencionar algunos, nosotros somos beneficiarios de cierto porcentaje de la cosecha, ellos nos surten diario o cada dos días según sea el caso, les pedimos cierta cantidad de alimentos y ellos lo cortan y nos lo entregan, así de frescos son nuestros productos. Por poner un ejemplo, las calabazas y lechugas que tenemos son hidropónicas, prácticamente no tocan la tierra, se cultivan directamente sobre agua.”

En la Ciudad de México algunos de los restaurantes que se suman al consumo responsable son:

Novorigen

Su gastronomía se destaca por el uso de técnicas ancestrales y platillos prehispánicos, para mantener su originalidad, adquieren productos naturales como lo es el maíz criollo obtenido de un agricultor en Calpan, Puebla; sus germinados son de Atlixco, Puebla; el huachinango de Ensenada, Baja California; la flor de calabaza con que preparan sus tlayudas, así como el xoconostle que utilizan para sus salsas son igualmente obtenidas directamente de los agricultores. Lo mismo sucede con los insectos que contienen algunos de sus platillos, son obtenidos de manos hidalguenses y oaxaqueñas que extraen de la tierra estos manjares.

Algunas delicias que ejemplifican esto y tienes que probar son: El Tiradito de ensenada, que lleva una mezcla de totoaba, lubina y rockot acompañado de aros de echalot, aguacate, brotes y aderezo de chiles secos de Puebla y Oaxaca; Flor rellena y elotes asados, preparado con flores de calabaza de Xochimilco rellenas de huitlacoche y queso con elotitos de huerto de Atlixco espolvoreados con huitlacoche; México de mis amores,ensalada de elote y cacahuazintle de Xochimilco, pollo a la leña, calabaza, rajas de poblano, aguacate, queso panela y cilantro.

Se ubica en Juan Salvador Agraz 130 A, Santa Fe. Para reservaciones comunícate al 55 7982 6661 o bien a través de sus redes sociales @novorigenmx

Photographer

Entre Fuegos

Restaurante que se caracteriza por sus cortes de carne, cuentan con un programa de carnes australianos donde la alimentación del ganado es 100% basada en arroz y cereales, no lleva ninguna hormona de crecimiento. También tienen alimentos hidropónicos y hortalizas de ornamenta como la albahaca y romero.

Te recomendamos probar los Ostiones Kumiai, que se cultivan en las aguas prístinas de la laguna de Guerrero Negro, parte de Reserva de la Biosfera de Ojo de Liebre, estos ostiones van excelente con un vino blanco afrutado o una cerveza de raíz; Rockot,un suculento sashimi obtenido desde la isla San Benito en Baja California hasta el Mar de Bering Columbia Británica en Canadá, se acompaña de salsa ponzu, polvo de chile costeño, cebollín y chalotes fritas. Por último, otra gran opción es su Ensalada de Betabel,vegetal obtenido de su huerto en Valle de Bravo, se prepara rostizando el betabel y se sirve con queso de cabra y reducción de balsámico con un toque de limón eureka. 

Cuentan con tres sucursales ubicadas en Polanco, Santa Fe y Satélite. Para reservaciones comunícate al 55 1319 2556 o bien a través de sus redes sociales @entrefuegosmx.

Consumir sano y consiente ya no es tan complicado, cada vez más restaurantes se suman a esta tendencia que tiene grandes beneficios, date la oportunidad de probar esto productos y notarás la diferencia.   

You May Also Like

Por la crisis, Lagerfeld recorta gastos

El diseñador alemán Karl Lagerfeld decidió llevar una vida más austera y se ha mudado a una "pequeña casa" en el centro de París. Allí ya no contará con la mayor parte de su personal de servicio doméstico, que se verá reducido a una criada, un cocinero y su chófer. El modisto, de 70 años, dio est
Read More