Saltar al contenido

Lanzamiento de las fragancias de EL GANSO

Hacer el ganso. 1. Hacer loc. verb. o coloq. decir tonterías para causar risa. 

Si todavía no sabes por qué nuestra marca se llama El Ganso, la Real Academia de la Lengua Española te lo explica arriba. Y es que la diversión, el sentido del humor y el optimismo son tan importantes para nosotros como el trabajo artesanal, la calidad de los materiales o el cuidado, casi obsesivo, por los detalles. Lo reconocemos, la sobriedad y la corrección no van con nosotros. 

Por eso, desde que echamos a volar en 2004, nos dedicamos a diseñar calzado, ropa y complementos que subrayan la singularidad de cada uno por encima de las modas pasajeras. 

En El Ganso replanteamos las fórmulas clásicas en busca de soluciones inesperadas. No se puede dar instrucciones a los espíritus inconformistas. Por eso no creemos en outfits preestablecidos ni en normas de etiqueta, somos de los que viven la vida sin manual de instrucciones, de los que prefieren la autenticidad a la tendencia del momento. 

Pero nos faltaba algo: trasladar nuestra forma de ver la moda y vida al mundo de las fragancias. Hasta ahora, porque en El Ganso nos estrenamos en el siempre evocador universo de los perfumes con cuatro composiciones masculinas elaboradas por maestras perfumistas de primer nivel y que se convertirán al instante en esos amigos que te entienden sin necesidad de palabras y con los que te comunicas con una simple mirada. 

La colección está formada por cuatro colegas con personalidades muy distintas, pero que comparten una misma filosofía vital, en la que renunciar a esos pequeños placeres diarios que ponen color a la vida no es una opción. A cada uno el suyo. Y es que son precisamente sus diferencias las que más los unen. Y es esa sensación única de estar entre colegas lo que nos ha servido de inspiración para crear nuestras primeras fragancias. Eso sí, como nuestros gansos viven con sus propias reglas y con sus propios códigos olfativos, consiguen convertir un día cualquiera en un día ganso. 

¿Estás preparado para vivir un “bromance” olfativo? 

AFTERGAME, Easy to wear y de espíritu deportivo, juega con el toque cítrico de la mandarina verde y los matices amaderados y boscosos del vetiver, un componente clásico de la perfumería masculina. 

Esta fragancia cítrica amaderada, que moderniza la aparente sencillez estructural de una clásica agua de colonia, se inspira en ese momento de compañerismo que se produce en cuanto termina el partido y los dos equipos se reúnen para comentar el desarrollo del juego tomando unas cervezas. Cuando todos recuerdan aquella jugada inverosímil, se ríen de una sonada pifia o discuten de una polémica decisión arbitral. Cuando el resultado no es lo más importante. 

En definitiva, cuando se rinde homenaje a los auténticos valores del deporte, y la rivalidad dentro del campo se transforma en amistad. El tercer tiempo lo llaman en rugby. 

El look: Los auténticos gansos saben que después de lo bueno empieza lo mejor. Por eso, y después de una rápida ducha, After Game se enfunda su camisa azul y roja, y se reúne tanto con sus amigos como con el equipo rival, para celebrar la diversión dentro y fuera del campo de juego. 

Perfumista: Sidonie Lancesseur. 

Pirámide olfativa: cítrica amaderada. Salida: mandarina verde, jengibre y albahaca. Corazón: petitgrain, menta y té verde. Fondo: vetiver, acorde de maderas blancas y almizcle. 

FRIDAY EDITION El problema es que los gansos no se conforman con un único viernes a la semana y son capaces de convertir cualquier día en una aventura maravillosa. Y lo consiguen a través de este fougère oriental de corte impecable, que mezcla el frescor de la lavanda con la calidez del haba tonca en un cóctel especiado sólo apto para disfrutones, de esos que se beben la vida a grandes sorbos. 

Todos lo sabemos. El viernes no es un día cualquiera. Después de estar toda la semana sometido a la dictadura del despertador, por fin llega el momento de salir de fiesta y disfrutar con los colegas. 

El viernes amanece con la promesa de la diversión y, además, cuenta con una liturgia propia que saca a relucir nuestro lado más coqueto. Volvemos a casa, nos duchamos y el espejo nos devuelve una imagen que nos gusta. Elegimos minuciosamente la ropa, el calzado y los complementos que nos ayudarán a conquistar la noche y rematamos el look con unas gotas de nuestro perfume. 

El look: FRIDAY EDITION, es una fragancia muy presumida, de ahí que haya elegido un estampado inspirado en una de nuestras camisas, con el ganso como verdadero protagonista. 

Perfumista: Sidonie Lancesseur. 

Pirámide olfativa: fougère oriental. Salida: bergamota, cardamomo y anís. Corazón: lavanda, salvia y menta. Fondo: madera de cashmere, sándalo y haba tonca. 

PART TIME HERO
Optimista y muy natural, esta fragancia está diseñada para esos héroes a tiempo parcial que siempre ven el vaso medio lleno y que viven la vida como si fuera una aventura inesperada. 

Ese colega tan creativo que nunca sabes por dónde va a salir ni en qué está pensando. Ese amigo que, aunque no lo reconozca, es un romántico empedernido que siempre descubre la belleza escondida de las cosas. 

Algo despistado e impuntual por naturaleza, nuestro héroe no es, desde luego, el chico perfecto. De ahí que su fragancia combine el romanticismo de la rosa (sin emocionarse demasiado) con unos acordes vegetales que le ponen los pies en la tierra, transportándole a un paisaje limpio, en plena naturaleza, descubierto en una ruta no planeada a lomos de su bici vintage. 

Perfumista: Leslie Girard. 

Pirámide olfativa: cítrica almizclada. Salida: limón, bergamota y naranja. Corazón: enebro, lavanda, rosa y acordes vegetales. Fondo: madera de gaiac, musgo y almizcle. 

El look: Nuestro Part Time Hero apuesta por un estilo que revela su amor por el aire libre, con un estuche inspirado en las texturas de los tejidos naturales, como el lino. 

BRAVO MONSIEUR, si la autenticidad es tu seña de identidad y las normas establecidas no son para ti, esta composición aromática, amaderada y muy descarada es, sin duda, tu fragancia. 

La sorprendente combinación de iris y sándalo se convierte en el best friend de todos aquellos gansos que, en cuanto entran en una habitación, reescriben las reglas de protocolo. 

Para los que se atreven con todo y reinventan el concepto de sofisticación con su visión muy personal del estilo. En definitiva, para los espíritus rebeldes e inconformistas que saben que la vida, y la elegancia, vienen sin manual de instrucciones. 

Perfumista: Dorothée Piot. 

Pirámide olfativa: aromática amaderada. Salida: pomelo, cardamomo, violeta e incienso. Corazón: iris, papyrus, geranio y lavanda. Fondo: almizcle, vainilla, sándalo y madera de cashmere. 

Dicen que la creatividad es ordenar de manera y por eso los tapones de nuestros frascos son la nota textil y más colorida. Su textura cálida anticipa el comienzo de un largo “bromance” amigable,

Sus formas redondas transmiten una sensación como de conocerse desde hace mucho tiempo, oero con el toque actual y la elegancia desenfadada marca de la casa. 

El cristal transparente permite apreciar su contenido, de la misma manera que podemos ver el interior de un amigo, solo con mirarlo a los ojos. El punto vintage lo ponen los logos con los nombres de las fragancias. De diversas formas y con los colores de El Ganso incluyen una pequeña frase con la que nos invitan a vivir un día Ganso, cada uno a su manera.

Natural, optimista y cercano, nuestro Ganso se presenta en un entorno que combina modernidad y nostalgia. No está solo. Con él están siempre la diversión y sus colegas, en este caso los perfumes. 

Los frascos se muestran en una composición dinámica y colorida que invita a perfumar al ganso que todos llevamos dentro. Comparten protagonismo con la sonrisa abierta y sincera de nuestro chico y con los colores icónicos de la marca: azul, rojo y blanco. 

Un código cromático que refleja el espíritu elegante, atrevido y singular de El Ganso. 

#HereComesTheFun 

#PerfumesGansos