Saltar al contenido

Two to Tango, los Chefs Olivier Deboise y Donnie Masterton una dupla perfecta

Dicen que se requieren dos para bailar tango, y el tango que bailaron los fabulosos Chefs Olivier Deboise y Donnie Masterton, demostró que cuando hay conocimiento,compenetración, amistad y talento, el baile es perfecto.

Olivier y Donnie, buenos amigos, quienes además del expertise culinario cuentan con un conocimiento y respeto total tanto del ingrediente como de la preparación y técnica, diseñaron una noche exquisita e inolvidable en la “Mesa del Chef“ de Aperi en el Multi-premiado hotel DosCasas en San Miguel de Allende.

La noche, que pintaba lluviosa, inició con cocteles en el Bar de Aperi, donde su jefe mixólogo, Adrian Evans, orquestaba en la barra deliciosos cocteles siempre con el favorito: Tequila Dragones, que con su cadencia, sofisticación y notas deliciosas en su versión joven es perfecto para desarrollar tragos mágicos para los invitados.

Una delicia escuchar a ambos Chefs hablar sobre la elaboración de los platillos y los ingredientes con que se cocinaron, pero lo más hermoso fue gozar del amor con que lo hablan, lo que lo disfrutan y como respetan lo que cocinan. Donnie tiene un nuevo proyecto que está dando mucho de que hablar, un huerto del que cosechó, ese mismo día, muchas de las verduras y frutas que se incorporaron a los exquisitos platillos.

El menú orquestado por los extraordinarios Chefs y su equipo sirvieron 8 tiempos de una maestría incomparable. Al entrar al hermoso espacio de la mesa del Chef, el ambiente se encontraba lleno de humo, con un olor delicioso, ya que los Chefs tenían en las brasas una magnánima pieza de carne exquisita, la cual nos hizo salivar.

Para iniciar, una infladita con chapulines, mayonesa de aguacate, chile serrano, cilantro y, escuchen esto, erizo de mar, ingrediente no muy escuchado en México, que da un sabor único al platillo, por su sabor .El erizo de mar no requiere mayor intervención culinaria, cuanto mejor es el producto, menos hay que tocarlo.  Su sabor, difícil de olvidar, es intenso, entre dulce y salado y su textura: suave y cremosa, deliciosa. Bocado de Cardenal en maridaje con Tequila Casa Dragones jóven.

A la mesa se encontraba Cristina, propietaria del Rancho “La Estrella“ quién, gran conocedora de la gastronomía, ya que su familia hace más de 15 años fue pionera en el negocio gastronómico en la ciudad quién nos platicó que en aquellos años San Miguel no contaba con la gran variedad de oferta gastronómica con la que cuenta ahora, “Eramos casi los únicos, y además la ubicación del restaurante familiar sigue siendo la mejor, justo a un costado de la Parroquia, donde es ahora Trinitate, la mejor vista de la ciudad“, Cristina además es la proveedora de quesos para Aperi, los cuales elabora en su granja donde viven felices cientos de cabras que dan la leche para tan ricos manjares. ¡Que rica plática durante la cena¡

El segundo platillo fue un bowl de cangrejo, mayonesa de chile habanero y chirivía confitados con aceite de olivo, manzana verde, macadamia y gastrique de jengibre. ¿Que es gastrique? preguntamos a los Chefs, a lo que nos contestaron que Gastrique es una salsa elaborada mediante una reducción de vinagre en un sirope. La salsa, mediante esta preparación, combina los sabores ácido-dulce, una delicia total. El maridaje con un Henri Luton, Sauvignon Blanc Del Valle de Guadalupe.

Para continuar con la cena una gloriosa ensalada con ingredientes de la granja de Donnie Masterton, en la cual encontramos rábano rojo, rábano de invierno en escabeche, calabacín, zanahoria de la milpa y brotes de guisantes en maridaje con un delicioso Prosecco, Villa Sandi Italiano.

“ Nuestra cocina empieza en los ranchos orgánicos, también se puede hablar mucho de asado de parrilla de animales completos.” Chef Olivier Deboise.

Continuando con las delicias el tercer platillo: Hongo morilla salteado y acremado con pepita de pan dulce y brotes de guisantes maridados con un Cabernet Sauvignon, Zinfandel Del Valle de Guadalupe, continuando con una Mojarra al pipían que fue un sueño al paladar. Esta en maridaje con un Chardonnay, Marella Del Valle de Guadalupe.

Ya listo, el equipo sirvió el delicioso corte en finas rebanadas acompañado de Romero y tomillo marinados y asados acompañaron al exquisito corte, el cual fue acompañado de puré de nabo, ajos  carbonizados y zanahorias al grill, en maridaje con cerveza Dos Aves, una verdadera exquisitez.

Y para terminar, dos postres de película: Frutos rojos, mascarpone y poleo en maridaje con un Duz, vino dulce natural Del Valle de Guadalupe (extraordinario) y un membrillo de ate, crema de Yuzu y helado de guanábana, una culminación perfecta a una cena perfecta. Gracias a los Directores y equipo de Aperi por una noche inolvidable.

#SanMiguelDestinoGourmet