Maison de Famille celebró la inauguración de su segundo restaurante en el barrio de San Angel


2_Sophie,_Francoise_y_Valerié_Avernin_(2)[1]

El pasado 04 de septiembre se celebró el cocktail de inauguración de Maison de Famille San Angel, el segundo de la casa, ubicado en el número 14 de Avenida de la Paz, al sur de la Ciudad.

Con un cocktail Mezcalquat (mezcal Santa Pedrera y kumquat) y un fondo de música francesa efervescente y contemporánea, se recibió a los casi 200 amigos y clientes que llegaron a conocer el nuevo restaurante de la familia Avernin – Bouteille.

En el marco de la Cava, François Avernin en compañía de sus hijas, Valérie y Sophie, anfitriones de la noche, abrieron una botella de Champagne Veuve Clicquot Ponsardin para brindar y hacer oficial esta inauguración, agradeciendo la presencia de todos los invitados.

Posteriormente en la terraza, un video fue proyectado mostrando, la trayectoria y experiencia de la familia Avernin – Bouteille, con seis décadas de arraigo en nuestro país, desde los orígenes de Champs-Elysées, el más legendario de los restaurantes franceses, hasta Maison de Famille, primero en la calle de Colima, en la colonia Roma, y ahora en San Angel. Sin dejar de mencionar la finca familiar dedicada a surtir  productos frescos y locales hechos en casa.

Los chefs José Luis Osorio y Alexis Preschez, supervisados por François Avernin, ofrecieron como inicio, un buffet de embutidos artesanales con: Paté casero; Rillettes de pato; Paté de higaditos; Paté de berenjenas y verduras; Pierna de Jamón al hueso; Brocheta de bresaola, tomate cherry y grana padano; Salchichón al ajo; Rilettes de macarela y Baguettes, Pan Campesino y Ficelles de la casa.

Además, Crema de apio bola de rancho y mertensia; Mini éclair con queso de cabra y tomates confitados; Mini éclair de salmón ahumado; Tártara de res y Rollmops de arenques. Canapés calientes, con Croquetas de jamón; Mini vol-au-vent de caracol a la bourguignonne; Gougère de emmental; Ciruela con tocino ahumado; Quiches miniatura de huitlacoche; Canapé de sobrasada y mermelada de higos, Canapé de chipolata; Calamares sal y pimienta y Camarón Burma, beurre blanc y salsa Thai.

Sin faltar los Petit fours: Tartaletas de limón; Ópera, Éclairs miniatura de caramelo, café, chocolate y Mini tartaletas de frutos rojos.

Se sirvió : un Crémant de la Loire, Brut Ice. Vino tinto Tamiz, Teófilo Reyes de Ribera del Duero, Vino blanco L’Instant Blanc, de Domaine de la Grande Courtade, y Cava Pata Negra.

De pronto, en medio de la celebración, la voz de un mesero se hizo escuchar. Y luego la de otro, la de un cliente, la de más; lo que es más, sonaban melódicas. Y es que, a manera de sorpresa para los viandantes, los integrantes del coro Staccato irrumpieron en el festejo con una suerte pochette-surprise musical: clásicos de la música francesa tanto popular –“Champs-Elysées” “Hymne à l’amour”– como culta –la “Habanera” de Bizet– que completaron el deleite de los sentidos.

Entre los asistentes estuvieron Jorge Aguayo, Edgar Amador, Sophie Avernin, Paola Cueli, Mariana Conde, Santiago Cortina, Dominic D’Iturbide, Fernando Serrano, Manuel Pinomontano, Isabel de Antuñano, Lucila Baños, Fernando Gonzalez Parra, Iván Icra, Roberto Latapí, Guadalupe Loaeza, Hector Mijangos, Bruno Newman, Carmen Parra, Catalina y Vicente Quesada Fox, Jesús Reyes Heroles enre otros.