Frédérique Constant Art Déco, delicadeza y feminidad


FC-200MPB2V6sd (1)

Aunque los relojes de gran tamaño se han convertido en un objeto imprescindible para las mujeres, con el estilo Art Déco Frederique Constant recupera un modelo más delicado y elegante, inspirado en las opulentas fiestas de la alta sociedad de los años 40.

La combinación equilibrada de materiales modernos y estética vintage convierte este reloj en un accesorio de moda único. El tacto satinado y suave de la correa negra contrasta con las líneas impecables de la caja de acero inoxidable pulido provista de un movimiento de cuarzo. La delicada forma oval de la caja resalta los intensos detalles de la decoración guilloché de la esfera de nácar negro, los elegantes números romanos blancos impresos y las agujas estilo Breguet, todo ellos con la estética vintage que inspiró los relojes Frederique Constant. La intricada carrura estriada, junto a los detalles de la corona decorados con piedra azul, convierten este reloj en el compañero ideal de las celebraciones.

Frederique Constant es una manufactura relojera con sede en Plan-les-Ouates, Ginebra (Suiza). La empresa participa en todas las fases de producción de los relojes, desde el diseño inicial hasta el ensamblaje final y el control de calidad. Frederique Constant desarrolla, produce y ensambla calibres manufactura. Desde 2004 ha realizado 24 versiones distintas. En 2015, Frederique Constant lanzó el primer Horological Smartwatch realizado en Suiza, equipado con MMT SwissConnect y dotado de una clásica esfera analógica, creando así una nueva categoría en la industria relojera suiza. Los modelos de Frederique Constant se definen por su calidad, su carácter único y la precisión de su diseño y factura. La calidad del diseño, los materiales y la ejecución son valores perceptibles de la marca y constituyen una de las claves de su éxito. Cada reloj se ensambla a mano y se revisa exhaustivamente con el equipamiento más avanzado para garantizar la máxima calidad y durabilidad. La empresa innova para ofrecer creatividad y un valor excepcional. Su manufactura de Ginebra, de 3.200 m2 de superficie, es ultramoderna y proporciona el entorno más adecuado para el trabajo de los relojeros. www.frederiqueconstant.com