Para tener la mirada más sexy, Lilash, suero purificador de pestañas

1 Shares
1
0
0

Una mirada sexy y hermosa es hoy posible gracias a Lilas, suero purificador de pestañas. Muchas veces las premisas de los productos de belleza son demasiado buenas para ser verdad, y es por ello que hoy te presento esta colaboración en la que se explica y se valida los extraordinarios resultados de Lilash, suero purificador de pestañas.

Hablemos de números: tres meses de tratamiento, 10 años de ser el número uno, más de un millón de unidades vendidas desde su lanzamiento y presencia en 95 países. Sólo LiLash puede presumir de estas cifras. Y detrás de ellas hay un nombre, Scott Wasserman, creador de este innovador desarrollo. El doctor Wasserman cursó sus estudios en The Sackler Faculty of Medicine, en Tel Aviv University, y efectuó su residencia en medicina interna en Jacobi Medical Center, Nueva York.

En 1995, tras obtener la certificación del Consejo de Medicina Interna de Arizona, incursionó en el ámbito de la cirugía estética, área en la que ganó prestigio como pionero en el campo de la lipoescultura tumescente y otros procedimientos cosméticos. Su interés por realzar la belleza femenina lo llevó a fundar Cosmetic Pros, consolidando su reputación en el desarrollo de técnicas no invasivas.

Una de sus especialidades era el trasplante de cabello y pestañas, y después de efectuar cientos de estos procedimientos, comenzó a investigar formas menos complejas y costosas para lograr pestañas más largas y hermosas. Después de años de investigación y ensayos clínicos, en 2007 presentó LiLash Purified Eyelash Serum, consiguiendo un éxito rotundo por ser el primer y único suero que garantiza el máximo nivel de eficacia.

Seguridad.- Este suero purificado asegura, mediante una garantía con validez por 90 días, pestañas más largas, rizadas y fuertes. Su fórmula –que ha permanecido sin modificaciones desde su lanzamiento y se ha hecho acreedora a diversos reconocimientos de la industria editorial especializada– está compuesta por aminoácidos, colágeno libre de parabenos e ingredientes de origen natural, y es el resultado del trabajo conjunto de un equipo médico de primer nivel que ha laborado teniendo en cuenta un solo objetivo: mejorar de forma segura y eficaz la longitud, el espesor y la curvatura de las pestañas.
El producto ha sido probado oftalmológica y dermatológicamente (nunca testado en animales), por lo que pueden emplearlo incluso las personas con ojos y piel sensibles, así como los usuarios de lentes de contacto. Se ha sometido a pruebas clínicas en activo conforme las regulaciones de la Food and Drug Administration (FDA) y los parámetros clínicos internacionales, observando siempre un número muy reducido de reacciones adversas, como irritación o prurito leves, que en ocasiones corresponden a una fase de adaptación al producto.*

Facilidad.- No hay nada más sencillo y conveniente que incorporar LiLash a la rutina de belleza, incluso cuando se tiene poco tiempo disponible, se lleva un estilo de vida muy dinámico o se viaja constantemente. ¿La clave? Su fácil aplicación. Se utiliza una vez al día, ya sea por las mañanas o por las noches, sobre la piel limpia y seca. Debe colocrse en la línea de las pestañas superiores del mismo modo que se maneja un delineador líquido, comenzando por la zona del lagrimal y finalizando en el rabillo del ojo. Es importante retirar el exceso del producto del aplicador en el mismo tubo, ya que la alta concentración de los componentes activos hace que sólo se requiera una dosis moderada. Se dejar secar durante dos minutos antes de emplear otro cosmético y no es necesario repetir la operación.

No se recomienda utilizarlo directamente sobre las pestañas, pues el suero se ha concebido para que su fórmula enriquecida penetre hasta los folículos, beneficiándolos con sus ingredientes. Tampoco es necesario colocarlo en las pestañas inferiores, pues la cantidad de producto necesaria para esa área se transfiere de forma automática mediante el parpadeo. Para las cejas, hay que utilizar LiBrow, diseñado específicamente para redefinirlas, darles mayor dimensión e incentivar su crecimiento. Este suero fortificador fue introducido al mercado en 2008 y su función primordial es acondicionar y dotar de vigor a los folículos del vello. Por lo tanto, en cuestión de semanas, las cejas lucen más contundentes y con un aspecto juvenil; además, contiene un tinte botánico que acentúa el color natural de las cejas mientras van creciendo.

Eficacia.- LiLash es, ante todo, una experiencia amable, sin complicaciones y gratificante, es un gesto de lujo que proporciona resultados sorprendentes, los cuales mucha gente notará. Los primeros y alentadores cambios se aprecian durante las primeras cinco u ocho semanas de uso diario, de manera que después de 13 semanas de empleo sostenido el objetivo se cumple a plenitud: ¡máximo tamaño, volumen y rizado para las pestañas! El tratamiento tiene una duración de 90 días y, tras el cumplimiento de ese lapso, se sugiere observar un tiempo de descanso (dos semanas, aproximadamente, para permitir a los folículos del vello restablecer su patrón de crecimiento) antes de reincorporar LiLash a la rutina cotidiana de belleza.

Lo sorprendente de este suero high-end –cada cilindro tiene una duración estimada de tres meses– es que no sólo actúa a nivel físico, es decir, ejecutando a cabalidad el compromiso de brindar pestañas radiantes; LiLash también incrementa la confianza y seguridad de las consumidoras, modificando la forma en que se vinculan con el entorno inmediato. Conclusión: el cambio se opera no sólo en la imagen sino, de igual modo, en la actitud, algo de lo que pocos productos cosméticos pueden enorgullecerse.

Comunidad.- No cabe duda: #LiLashWorks. Así de sencillo, una etiqueta que lo engloba todo. Las fieles y entusiastas seguidoras se unen a la celebración y comparten imágenes de sus espectaculares pestañas en las redes sociales, invitando a más personas a vivir esta experiencia que garantiza resultados fuera de serie. De este modo, día con día crece y se fortalece la comunidad virtual de la marca.

Sin modelos, sin pestañas postizas, sin extensiones, sin retoque digital: sólo resultados reales de mujeres que, alrededor de todo el mundo, demuestran mediante fotografías before and after, cómo han crecido y se han fortalecido sus pestañas, dotando de vitalidad y brillo su mirada.

La invitación está abierta para que las usuarias suban sus fotos a www.lilash.com, ya que la firma publica exclusivamente imágenes y testimonios de sus adeptas para implementar campañas y estrategias de difusión. Es así como las chicas LiLoves se han convertido en las seguidoras más fieles de la marca y, como embajadoras que son, animan a otras consumidoras a iniciar y completar la experiencia LiLash, pues saben que, como indica el eslogan “la magia es real”. Ellas, de cierto modo, son una especie de “hadas madrinas” que alientan a las mujeres a llegar a la meta para poder disfrutar y compartir sus resultados.

Beneficios extra.- Las ventajas de LiLash Purified Eyelash Serum se perciben en diversos aspectos:
Menos mascara para conseguir alargarlas y brindarles mayor espesor y definición, ya no se requerirá colorar capa tras capa de rímel. De este modo, se reduce de manera significativa la formación de grumos y se facilita el proceso de limpieza, paso fundamental para conservarlas saludables y en buen estado.

Menos rizador Debido a que adquirieron una curvatura más acentuada y natural, el uso del rizador –que si no se emplea de manera correcta puede dañarlas considerablemente– no resulta indispensable, lo que se traduce en un menor riesgo de debilitación, ruptura o desprendimiento.

Más fuerza Las mujeres que llevan extensiones notarán que, gracias al uso de este suero acondicionador, las pestañas naturales adquieren mayor resistencia y vigor, de modo que se mejora la función de soporte para las mismas.

*En mujeres embarazadas o lactando, así como en personas que se encuentran bajo tratamiento de quimioterapia u oftalmológicos, no se recomienda el uso de este producto.

PUNTOS DE VENTA: Liverpool, Palacio de Hierro, Sears y Sanborns.

¿Estás lista para tener la mirada más sexy? !Yo si!

You May Also Like