The Peninsula Paris, un magnífico retiro para el verano

Sin duda alguna París es la ciudad perfecta para visitar en verano, The Peninsula Paris es el lugar para disfrutar de este espléndido destino y vivir unos días de película.

Los Hoteles The Peninsula son referente de lujo, atención, magnífica gastronomía e inmejorables instalaciones. Ostentando cinco lujosas Garden Suites, The Peninsula Paris invita a sus huéspedes a vivir el verano con el máximo estilo, con cenas exclusivas en una terraza privada y vistas inigualables desde el garden roof top, que es la propuesta que nos hacen los encargados de las Relaciones Públicas.

Ubicado en el sexto y último piso del hermoso y restaurado edificio estilo Haussmann, las Garden Suites permiten apreciar los panoramas parisinos desde la privacidad de un balcón con terraza. Jardines con vista al paisaje, a los cuales se accede por medio de una escalera privada, eran únicos del gran hotel original y han sido recreados cuidadosamente para el deleite de los huéspedes.

Fiel a la arquitectura clásica de finales del siglo XIX y la historia detrás de sus elevados jardines, el arquitecto Henry Leung se sumergió en los archivos para combinar el verdadero chic parisino con el lujo en el corazón de París. Jardines de l’Orangerie, Museo que alberga una excelente colección de pinturas impresionistas entre las que destacan algunas obras maestras de Monet el cual fue galardonado creador de distintivas terrazas y jardines, así como Dedon, la destacada marca de muebles exteriores, ayudaron a convertir esta visión en una realidad.

Para aquellos que solo quieren lo mejor, The Peninsula Paris tiene la oferta más amplia en Garden Suites dentro de la Ciudad de la Luz, con terrazas privadas que van desde los 85 hasta los 272 metros cuadrados.

Las cinco Garden Suites son el retiro veraniego perfecto para disfrutar de largos días soleados parisinos y atardeceres espectaculares, mientras se degustan los platillos especialmente preparados para la temporada. Los huéspedes pueden compartir un almuerzo para dos al aire libre mientras admiran la Basílica del Sagrado Corazón, o bien, un aperitivo servido con tapas al atardecer. Por otro lado, en la terraza pueden realizarse inolvidables parrilladas americanas, orientales o meditarráneas con los amigos.

Una fina selección de vinos, champaña y cocteles, servidos en persona por el sommelier o por el barman jefe, puede ser maridado con cada una de las opciones para la cena.

De la calle a la azotea – variedad, vistas y deliciosa comida en los restaurantes de The Peninsula Paris.

Este año, las dos terrazas del hotel, La Terrace Kléver y L’Oiseau Blanc, han lanzado su menú “Temptations”. Disponible a partir de las 18:00 horas diariamente, el menú consta de una selección de los mejores platillos estilo tapas de todas partes de Europa, tales como las sardinas con limón confitado del país Vasco o la charcutería con infusión de trufa y parmesano, comenzando con un precio de 22€ por porción.

La Terrace Kléber.- La terraza más grande de París forma una majestuosa silueta en la renombrada Avenida Kléber y ofrece un refrescante menú confeccionado por el chef Laurent Poitevin. Inspirado por la temporada, ha sido diseñado para ser disfrutado a lo largo del día.

Adicionalmente, los domingos está disponible un brunch a partir de las 11:30 horas en The Peninsula Paris, en el restaurante Le Lobby y en La Terrace Kléber. Éste destaca características de la cocina asiática y cambia semanalmente.

En esta misma terraza, tanto los connoisseurs de la cocina China como los primerizos están invitados a saborear la gastronomía cantonesa de LiLi en su bello y sereno ambiente. Aquí los huéspedes serán tentados por un delicioso dim sum con un twist, “té de burbujas” o té helado, todos emblemáticos de este sitio.

Mientras tanto, Le Bar Kléber extiende una invitación para probar sus más recientes triunfos en coctelería: cocteles de verano y aguas frescas de temporada.

El rooftop de L’Oiseau Blanc

Asentado en el sexto piso del hotel y completado con vistas panorámicas de París, el rooftop de L’Oiseau Blanc es una guarida de paz en el cual se puede descansar del bullicio de la concurrida ciudad. No hay nada más parisino que degustar cocteles y apreciar la vista de los monumentos más emblemáticos de la capital, incluyendo las centelleantes luces de la Torre Eiffel, mientras el sol se pone sobre los tejados de la ciudad.

 

Oferta “Suite Experience”.- Los huéspedes que reserven una Garden Suite al menos 48 horas antes de su estancia contarán con los privilegios de “Suite Experience”, los cuales incluyen:

Desayuno americano para dos
Viaje redondo del aeropuerto o estación en limusina
Un vale de regalo con valor de 85€ para ser usado en los restaurantes del hotel o The Spa
Uso por 3 horas de un carro MINI Cooper S Clubman conducido por un chofer
Uso gratuito del mini-bar (excepto alcohol)
Wi-Fi gratuito
Llamadas VOIP locales e internacionales gratuitas
Uso de la alberca y el Fitness Centre

Para disfrutar de un Paris perfecto, sin duda alguna, este es el plan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like