HABLA No 11, el vino que romperá el silencio.

HABLA es una gran bodega española de vinos hechos con el corazón y utilizando los últimos avances de la ciencia. HABLA llega a México de la mano de su Directora Malena Ferretis, gran conocedora del mundo enológico y apasionada de esta deliciosa bebida.

Durante una cata privada realizada para 3 grandes conocedores del vino, Deby Beard, Luis Gálvez y el gran conocedor de vinos y espirituosos, Eduardo Rodríguez, y a la cual fui invitada no como experta por supuesto, pero si como periodista y eterna curiosa de los placeres de la vida. En esta presentación en petite-comite la Directiva nos presento toda la gama de HABLA que será presentada próximamente en México.

Durante la presentación, un vino que dio de que hablar fue: HABLA No 11  un vino crianza hecho con uvas Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Petite verdor el cual tiene un tiempo de crianza de 12 meses en barrica de Roble Francés y definitivamente hablará en los paladares de todos aquellos que lo prueben. Este vino que ha sido puntuado por la Guía Repsol con 95 puntos, será un gran consentido en las cavas mexicanas.

Este delicioso vino, fuerte y concentrado, es un vino que impacta al paladar, que habla de sabores, olores y experiencias. No 11 contiene notas balsámicas, menta suave y fruta negra, y en boca….mucho carácter frutal.

Según nos platica la Directiva en Bistró Les Moustaches, “Nuestra historia comienza hace 500 años. Miguel Ángel, el artista más grande de su tiempo, recibe el encargo de crear el conjunto escultórico para la colosal tumba del Papa Julio II. Moisés estaba proyectado como figura central del Mausoleo cuando el mecenas sin previo aviso interrumpió las donaciones, desviándolas hacia la restauración de la basílica de San Pedro. A la muerte del Papa en 1513 y después de casi tres duros años de trabajo, ve la luz la genial obra en 1515 para convertirse en una de las obras de arte más grandes de la historia”.

Y agrega: “Cuenta la leyenda que Miguel Ángel consideraba a su Moisés como su creación más perfecta. Al terminarlo, el artista golpeó la estatua con su maza y le dijo: “¡HABLA!”, sintiendo que la única cosa que le faltaba por extraer del Mármol era la propia vida. En la rodilla de la estatua Se puede apreciar una marca, tal vez del martillo de Miguel Ángel”.

Los invitados a la cata comentaron en animada charla que definitivamente hay individuos que van por delante de su tiempo marcando nuevas cotas de excelencia y mostrando al mundo lo que el ser humano es capaz. A lo que Ferretis agrega: “En homenaje al genio del Renacimiento se dió nombre a los vinos y posteriormente a la bodega. El espíritu de perfección continúa”.

Ya pronto estaremos hablando de HABLA y de las experiencias enogastronómicas que tiene preparadas!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like