Manny Pacquiao, el campeón que huyó de su padre y de la miseria

El entrenador del púgil, Freddie Roach, contó que el progenitor del boxeador filipino se comió a su perro. Lo que vendría sería una vida dura, hasta el protagonista de la Pelea del Siglo ante Mayweather de la actualidad.
0 Shares
0
0
0

Manny era un niño como tantos otros, sumido en la miseria de las familias pobres de Manila, en su Filipinas natal, intentado sobrevivir en un entorno duro, el que padecen millones cada día.

El pequeño Manny Pacquiao tenía sólo 12 años cuando un hecho marcó para siempre su vida y lo empujó al mundo del boxeo, con sus primeros y precarios guantes en sus manos.

Cuenta su entrenador, Freddie Roach, que una noche su padre se encontraba en casa con un amigo, quien sorpresivamente mató a su perro, su mascota.

manny 1

Sin embargo, lo peor estaba por llegar para Manny. Su padre, sí, su propio padre, se comió a su perro delante de él, por lo que el pequeño decidió escapar de casa.

La vida desde entonces fue dura. “Vivía en la calle, donde compraba donas y las vendía cinco centavos más caras para poder sobrevivir. Dormía en una caja de cartón. Se abrió paso a través de todo esto y se convirtió en profesional a los 14 años. Mira el hombre que es hoy”, señaló el entrenador.

manny 2

Manny Pacquiao, quien este 2 de mayo enfrentará a Floyd Mayweather en Las Vegas, se convirtió con el tiempo no sólo en protagonista del boxeo mundial, sino en un envión anímico para Filipinas y su gente, donde es considerado algo más que un héroe.

Hasta los gobernantes de su país lo llaman para felicitarlo en su cumpleaños, y se rodea de la gente más influyente de Filipinas. Es considerado un ícono de que con tesón se logran objetivos, representa las esperanzas de mucha gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like