El Sultán del Bósforo, Four Seasons Bosphorus


la foto 5

Estambul fue la capital de emperadores Romanos, bizantinos y sultanes turcos hasta convertirse en una República no hace más de 100 años.

Alargándose el estrecho del Bósforo conecta al Mar Marmara con el Mar Negro; ocupando así una de las ubicaciones geográficas más extraordinarias del mundo: vestigios y herencias de las diversas culturas que florecieron, crecieron y decayeron aquí, con el paso del tiempo dan a Estambul un brillo y luz propia como ningún lugar en el mundo.

El Estambul de hoy a donde los diferentes barrios siguen divididos por lo que el poeta Procopio llamó “una guirnalda de agua“, emanan tesoros escondidos en cada lugar a ser descubiertos, todos sumergidos y bañados por el tinte de la magia del agua, del cobre y orfebres de Asia, y la madera de occidente, fusionada por diestras manos y cálidos rostros, la sofisticada, compleja y combinación única del Este con Oeste, el encuentro justo y la convergencia de dos mundos.

Estambul es un lugar para descubrir con tiempo, con el vaivén de las aguas del Bósforo y los colores cambiantes de sus días y noches.

Una vez adentrado así de un clavado, en la agitada y resonante vida de la ciudad descubrirá el exótico bazar, el mercado egipcio, el barrio de “hans” -antiguo almacén y bodegas de las caravanas peregrinas o comerciantes- convertidas hoy en talleres para tejedores de kilims, azulejos pintados a mano, orfebrería de cobre, tejedores y bordadores, así como el sagrado arte de la caligrafía. Estambul es bella! es bellísima.

Y no puedo pensar en un hotel más digno para reunir y representar el mosaico, los contraste y la riqueza de este mundo, que el Sultán del Bósforo: el Four Seasons Bosphorus.

 

Sultán del Bósforo: el Four Seasons Bosphorus

 

Antiguo palacio Otoman del S XIX completamente remodelado y adaptado para ser hoy uno de los mejores hoteles del mundo, con 170 habitaciones, 25 suites. 

Conocido anteriormente como Atik Pasha, el Bosphorus Four Seasons se Encuentra ubicado en el corazón del distrito de Çiragan, sobre la Rivera del río Bósforo, el cual, a pesar de ser un río, es a la vez la segunda “calle” más transitada del mundo.

El Sultán del Bósforo, Four Seasons Bosphorus en Estambul, reúne la excelencia hotelera de la reconocida cadena, con un paisaje excepcionalmente bello: al frente, los contrastes y juegos de luces que emanan del agua, por atrás, las siete colinas que configuran Estambul.

El distrito de Çiragan (en turco la Ç se pronuncia con CH) todo queda a pie o bien a bordo de yates o lanchas charteadas.

Un oasis en la ajetreada y bulliciosa ciudad, el Bosphorus Four Seasons ofrece un refugio al bullicio sin jamás perder contacto ni contexto con su entorno y origen.

Las salas de espera con sus fuertes colores contrastan con los tonos neutros de beige y arena

Las salas de espera con sus fuertes colores contrastan con los tonos neutros de beige y arena

Así: chic, lujoso, amplio, suntuoso, se yergue ante la luz cambiante del Bósforo.

 

El Palace Bósforo Room

El Palace Bósforo Room con sus altísimos techos, inmensos vitrales, exóticas y suntuosas telas, que cobijan a uno mientras aprecia y se pierde en las vistas panorámicas a los puntos de interés de la ciudad: la cúpula de la mezquita azul, minaretes, la torre de la doncella.

Los deluxe rooms con un amplio espacio de 45 m2 ofrecen manteniendo el estilo y mezcla de culturas plasmada en su diseño y detalle de interiores un estilo turco contemporáneo con claros vestigios e influencias otomanas, vistas laterales del Bósforo.

la foto 4

Los Superior Room, ofrecen otro ángulo del inmueble: el edificio y palacio central restaurado con las dos alas agregadas en el proceso de habilitar y transformación, exuberantes e impecables jardines exteriores, las pintorescas calles del distrito de Çiragan, o el colegio vecino, otro inmueble histórico de la zona.

El sultán, retoma la arquitectura antigua característica de la zona, respetando años de tradición arquitectónica con los lujos de Oriente con las más lujosas y recientes instalaciones modernas.

Fuentes, domos de acero y cobre, bronces, maderas, vidrios de colores.

Jardines desbordantes explotando en colorido.

El área de albercas, ya sea la cubierta que es la ante sala para el Hamman o baño turco con más de 2551 m2 ofrece la experiencia íntima, relajante del verdadero Hammam  (cuyo proceso inicia en el cuarto tibio, cuarto más caliente, sumersión en piscina fría, lavado y exfoliación completa de cuerpo, masaje, cuarto de enfriamiento para terminar con un periodo de relajación) si el proceso anterior no es suficiente, el  SPA  ofrece una  amplia variedad de tratamientos adicionales.

La historia detrás del rescate del Four Seasons Bosphorus inicia en 1996,  tras la iniciativa de S.A.R el Príncipe Al Waleed bin Talal, Nieto del Rey Abdul Aziz y miembro de la Famila Real de Arabia Saudita, y su inquietud y pasión por rescatar y restaurar tesoros históricos arquitectónicos.

la foto 1

El lobby del Four seasons Bosphorus Estambul , exhibe los arreglos florales más lujosos y bellos.

 

 Kitzia Nin Poniatowska

Kitzia Nin Poniatowska