Anona, Neobistro en México

Anona: el talento de dos Chefs y un extraordinario mixólogo.
0 Shares
0
0
0

 

Esta nota debe de comenzar con el recuerdo de un gran lugar en Masaryk que se llamaba “La Diagonal”, en este restaurante de deliciosas tapas, y del cual yo era asidua, el dueño, Arturo Rojas, mixólogo, preparaba los mejores martinis de Lychée que yo haya probado.

 

Ahora, Arturo, junto con dos extraordinarios Chefs, abrieron hace un par de semanas. Recibimos la invitación para las pruebas por parte de mi buen amigo Carlos Cuellar, quién nos recibió en una hermosa casona de la calle de Séneca en Polanco. Ese día, saludamos a la muy talentosa sommelier Sandra Fernández, quién compartió con nosotros los increíbles cocteles con mezcal y Ron Botran, que preparó Arturo para esa ocasión. autor del único libro de cocteles mexicanos – Larousse 100% México Cocteles Mexicanos, con más de 300 tragos y cocteles en su autoría – “La preparación de una bebida o un coctel requiere del mismo cuidado, dedicación y creatividad, que se necesita para elaborar un platillo”  – menciona Arturo Rojas, Mixologo y co-propietario de Anona.

 

En este lugar, en donde la figura del Neobistro se hará evidente desde su menú, la vereda, el salón principal, sus privados en el segundo piso, hasta la mesa del chef. Para así darle la bienvenida a comensales que buscan constantemente el validar y entender creaciones de cocineros actuales. 

 

ANONA presenta y trabaja por primera vez en México el estilo Neobistro, corriente francesa en la cual la prioridad es acercar la alta gastronomía y las mejores técnicas culinarias, al comensal a través de innovadores menús a un precio justo. 

 

La pasión que suma esta sinergia de chefs da como resultado una práctica habitual y contundente de ofrecer una cocina generosa en un espacio relajado, de elegancia discreta, con servicio impecable y con el espíritu de compartir. Esta nueva propuesta adopta los protocolos de servicio como algo primordial, utilizando como inicio la técnica de la cocina francesa, y como base el producto en conjunción con la tradición de las cocinas de México; resultado que sólo se logra con la dupla de chefs que crean este concepto.

 

Daniel Téllez, actual miembro de la Academia Culinaria de Francia siempre ha trabajado con la filosofía de que la frescura y la calidad de los ingredientes es primordial; “México se encuentra preparado para tener el primer Neobistro cada día es más evidente la exigencia del comensal- este se ha vuelto más demandante, quiere un platillo de primera a un precio asequible, se han vuelto más estrictos” – menciona Daniel Téllez Chef co-propietario de Anona.  

 

Jhon Chebaux, Chef investigador quien opina y se conduce bajo la práctica de “no pensar como los demás”; el entender que todo tiene un proceso químico que permite manipular de mejor manera cada ingrediente y la aplicación de la técnica. A él le cautiva la idea de combinar y sorprender con mezclas y uniones de sabores poco convencionales pero que al final ofrecen algo delicioso y prepositivo. “Daniel tiene un liderazgo en la cocina muy especial, él organiza y a mí me deja hacer las locuras” – menciona Jhon Chevaux Chef co-propietario Anona.

 

Una de las características más evidentes de este lugar es su ambientación en tonos naturales, muros de ladrillos blancos, maderas frescas y una iluminación que destaca y acentúa cada mesa y cada rincón; pensado para brindar en manera natural una comodidad cotidiana sin pretensiones donde el confort prevalece ante todas las cosas. 

 

El concepto del restaurante nace de ser un atelier (taller en francés) el cual permite la unión de talentos, tanto en cocina como en productores. Una de las lecturas de este Neobistro es el crear comunidades a través de compartir conocimiento de cocineros con diferentes disciplinas, tornando la cocina de Anona en una máquina de ideas, un atelier muy productivo.

 

Anona, palabra que significa guanábana en náhuatl. La guanábana, a pesar de que a primera vista causa curiosidad por su corteza dura y espinosa: siendo la principal característica de esta fruta su imponente escudo protector que acoge en su interior una pulpa blanca y pura, que sorprende al paladar con un  fino y exquisito sabor. Es de esta forma que el nombre ANONA representa la amplia gama de ingredientes y productos mexicanos que enamoran y cautivan por sus potentes sabores y propiedades. 

Algunos de los platillos que se pueden degustar son: Sopes de Pato Confitado, con  salsa de chile morita, cebolla en escabeche de naranja y acompañado con caviar ahumado con jamaica y espuma de crema acida; Ensalada ANONA, mezcla de lechugas orgánicas bañadas en vinagreta de limón preservado, acompañado de una tuille de tamal la cual viene servida con purés de jamaica y cacahuate con chipotle, queso flor de Atlixco, corazón de alcachofa y cilantro criollo; Fricasse, elaborado con pollo orgánico, acompañado de trozos de corazón de alcachofa, champiñones, morillas, berros y mandarinas, bañados con una salsa de crema al vino blanco. Tartaleta de Ruibarbo, un recuerdo memorable de la cocina de casa una mini tarta rellena con una sopa fría de Ruibarbo, fresas comprimidas con crema de pate sucre que contrasta con la cubierta crocante. 

 

 

El menú está planeado para presentar platillos de calidad perfectamente bien ejecutados y listos para sorprender al comensal que busca continuamente reinventarse, conocer y apreciar los sabores y la presentación en cada experiencia gastronómica. No se lo pierdan!

You May Also Like