Islas Marietas, un paraíso natural protegido por la UNESCO

Este archipiélago Reserva de la Biósfera ofrece aguas azules, cavernas y avistamiento de aves, delfines y ballenas en Bahía Banderas.
0 Shares
0
0
0

Puerta de entrada a Bahía Banderas, en el Pacífico, las Islas Marietas constituyen un auténtico paraíso en medio de la cima de una montaña submarina, y a la que se accede en lancha desde Punta Mita.

 

Declaradas Reserva de la Biósfera, el archipiélago es un espacio protegido por la UNESCO, un elemento esencial para proteger a este auténtico edén de aguas transparentes con tonalidades turquesas y azules.

 

Las Islas Marietas son un archipiélago compuesto por cuatros islas, siendo La Redonda e Isla Larga las dos más importantes.

 

La primera de ellas cuenta con la famosa “Playa del amor”, una caverna con el techo colapsado, y a la que se puede acceder únicamente nadando a través de un túnel de roca volcánica de 15 metros de longitud.

 

La llegada y la salida son facilitadas por la corriente marina, aunque es recomendable ayudarse de un chaleco salvavidas, visor y aletas.

 

El interior es un auténtico espectáculo de la naturaleza, donde se aprecian paredes verticales de hasta 25 metros de altura, refugio de casi un centenar de especies de aves.

 

Entre ellas está el pájaro bobo de patas azules, una especie que sólo puede encontrarse en algunas islas del Pacífico, incluidas las Marietas y Galápagos.

 

En cuanto a la denominada Isla Larga, presenta una multiplicidad de formaciones rocosas, con arcos que superan los 43 metros de altura y formas que parecen rostros.

 

Isla Larga cuenta, además, con una playa con un techo semicircular, que permite el paso de los rayos solares y practicar esnórquel y kayak.

 

Sin embargo, uno de los principales atractivos de las Islas Marietas es la presencia de la ballena jorobada, que busca allí refugio entre los meses de noviembre y marzo.

 

También es posible observar delfines, orcas y mantarrayas gigantes, en un espectáculo que llenará el ojo de los visitantes y lo hará inolvidable.

 

Otras playas para disfrutar son La Nopalera y Playa del Muerto, que aún muestra sus paredes con impactos de bala, ya que era utilizada como blanco en las pruebas de tiro de la Armada de México.

 


Con información de El Universal y Notimex.

You May Also Like