Decepción: el chile más picante se cultiva en Estados Unidos

El Libro Guinness de los Récords otorgó a Ed Currie la distinción, al haber creado el “Carolina Reaper”, cuyo tallo parece una cola de escorpión.
0 Shares
0
0
0

 

 

A pesar de ser un término derivado del náhutal, el chile más picante del mundo no se cultiva en México, sino en Estados Unidos. Una decepción, ¿verdad?.

 

Así lo asegura el Libro Guinness de los Récords, afirmando que el poseedor de la marca mundial es Ed Currie, por haber creado el “Carolina Reaper”, cuyo tallo parace la cola de un escorpión.

 

En el otro extremo está la fruta roja, cuya concentración de picor es casi la misma de la mayoría de los aerosoles de chile que utiliza la policía norteamericana.

 

El Libro Guinness decidió el mes pasado que los Carolina Reaper son los más picantes de la Tierra, poniendo fin a una campaña de más de cuatro años para demostrar que nadie cultiva un chile más potente. 

 

El picor de los chiles de Currie fue certificado por estudiantes de la Universidad de Winthrop, que prueban diversos alimentos como parte de sus clases.

 

El picor de un chile se mide en unidades Scoville. Cero es suave y un jalapeño contiene regularmente alrededor de 5.000 unidades en la escala de Scoville. 

 

El récord mundial fue para el Carolina Reaper, uno de los cuales llegó a registrar 2,2 millones de unidades, mientras que el spray de chile tiene alrededor de 2 millones de unidades Scoville.

 

Sin embargo, Paul Bosland, director del Instituto del Chile en la Universidad Estatal de Nuevo México, asegura que nunca se podrá saber si los chiles de Currie son verdaderamente los más picantes del mundo, pues el picor de estos frutos depende no sólo de la genética de la planta, sino también de dónde se cultiva. 

 

Al respecto, Cliff Calloway, profesor de la Universidad Winthrop, cuyos alumnos evaluaron los chiles de Currie, dijo que la ciencia de los chiles se centra en los capsaicinoides. Mientras más alta es la concentración de estas sustancias, más alto es el picor.

 

Los científicos separan los capsaicinoides de los chiles y usan cromatografía líquida para detectar la cantidad exacta de los compuestos, convirtiendo luego las lecturas, a través de una fórmula, en la vieja escala de Scoville.

 

Currie dice estar feliz de tener el récord mundial, pero que eso sólo es una parte de un plan mayor, ya que ha estado interesado en los chiles durante toda su vida, y mientras más picante, mejor. 

 

El poseedor del récord asegura que está decidido a que su empresa, PuckerButt Pepper Company, crezca tanto que le permita al empresario de 50 años de edad jubilarse antes de que crezcan sus niños pequeños.

You May Also Like