Lluvia de meteoritos en el temido Viernes 13

La noche del viernes ofrecerá el último paso del año de las gemínidas, residuos del asteroide Phaethon 3200 que pasará cerca del Sol.
0 Shares
0
0
0

¿Se cumplirán las profecías del viernes 13? ¿Las terribles calamidades de un día considerado como de “mala suerte” acabarán con el mundo? 

 

La respuesta es NO. Pese a los mitos y leyendas que recaen sobre esta temida fecha, el viernes 13 nos traerá una lluvia de gemínidas, la lluvia anual de meteoros más intensa del año.

 

Las previsiones son que se puedan ver entre 100 y 120 meteoros por hora en el punto más álgido, aunque los científicos dicen que la Luna brillante interferirá y reducirá el número de meteoros visibles a la mitad, por eso la mejor vista se dará cerca del amanecer del sábado.

 

Las gemínidas provienen de un pequeño asteroide llamado Phaethon 3200, que pasa bastante cerca del Sol. Su cola de polvo y residuos compone las gemínidas, por donde pasa, cada diciembre, el planeta Tierra.


El origen del mito

 

El viernes 13 es una fecha especial, temida o esperada según las culturas, ya que para algunos es un día de mala suerte y de desgracias y para otros un día de buena suerte.

 

Según los registros, un viernes 13 de octubre de 1307, bajo las órdenes del Rey Felipe IV de Francia, un grupo de Caballeros Templarios, fue capturado y llevado a la Santa Inquisición para ser juzgado y condenado por supuestos crímenes en contra de la cristiandad.

 

En ese tiempo, los caballeros Templarios poseían una gran fortuna, eran los principales prestamistas y acreedores en muchas regiones de Europa, en especial de Francia. Es más, se dice que el propio Felipe IV, tenía una gran deuda con esta orden y que por ello decidió capturarlos y acusarlos ante el Vaticano por diversos cargos, entre ellos el de herejía, sodomía y de orinar y escupir en la cruz.

 

Los templarios al ser capturados fueron condenados a la hoguera, ante la anuencia del Papa Clemente V, a quienes muchos culpan de no haber llevado un proceso justo.

 

Al parecer, una muestra clara de la trascendencia de este grupo religioso es sin lugar a dudas, la sensación que dejó en gran parte de Europa. 

 

De esta manera, el viernes 13 fue un símbolo de terror y de la mala fortuna, más que la fecha de un evento histórico.

You May Also Like