Terrascope, Aquascope y Aeroscope, lo nuevo de JeanRichard

La casa francesa presenta tres relojes deportivos para aventuras terrestres, acuáticas y aéreas, con coloridas correas en caucho y cinco llamativos tonos.
0 Shares
0
0
0

 

JeanRichard se ha caracterizado por ofrecer relojes deportivos con útiles prestaciones y fácil uso, con un estilo marcadamente clásico.

 

Esa tendencia parecería haber quedado en el pasado, al presentar Terrascope, Aquascope y Aeroscope, tres modelos para aventureros con coloridas correas de caucho en cinco llamativos tonos.

 

El primero, Terrascope, es de apariencia sencilla, pero con una personalidad caliente. Cuenta con una esfera de excelente legibilidad, en la que los elementos se disponen con un aire setentero.

 

El perfil se se acentúa con la forma forma coussin de la caja de acero, aunque para evitar el aspecto revival el diámetro está en 44 mm. 

 

Terrascope cuenta con una reserva de marcha de 42 horas y exhibe horas, minutos, segundos y fecha de la esfera, con un calibre automático JR60. 

 

Por su parte, el Aquascope, el modelo más exitoso de la casa al lograr meter un reloj de buceo clásico en una caja cojín, está equipado con un movimiento automático JR60.

 

El reloj, de 44 mm, es presentado con esfera blanca o negra y coloridas correas de caucho. El bisel unidireccional de aluminio anodizado y el fondo y corona atornillados están diseñados para aguantar inmersiones de hasta 300 m. 

 

Finalmente, el cronógrafo Aeroscope de 44 mm incorpora la estética de la cabina de mandos de un avión en el diseño de su esfera. 

 

El reloj de aire se presenta en una caja de titanio recubierta con DLC negro, mientras que los pulsadores del crono son grandes y de fácil manipulación, permitiendo mediciones aéreas de gran precisión con la ayuda del minutero colocado en el bisel. 

 

El movimiento automático JR66 anima las funciones del crono, el pequeño segundero a las 3 h, la fecha a las 5 h y las horas y minutos. 

 

El Aeroscope funciona en profundidades de hasta 100 m, y fue apadrinado por el piloto americano Chesley “Sully” Sullenberger, el heróico capitan cuya decisión de aterrizar el Airbus A320 en el río Hudson de Nueva York en 2009 salvó las vidas de todos los viajeros y tripulación a bordo. 

You May Also Like