Cristiano Ronaldo viaja a Bali en defensa de los manglares de Indonesia

La estrella del Real Madrid es embajador de ese país en la campaña “Salvemos los manglares de Bali, salvemos el mundo”
0 Shares
0
0
0

Cristiano Ronaldo, jugador estrella del Real Madrid, no desperdicia un sólo día para aprovechar su imagen y participar de actos y campañas.

 

CR-7 llegará hoy a la turística y paradisíaca isla de Bali, donde participará en calidad de embajador en un foro sobre la conservación de los manglares de Indonesia.

 

La estrella del futbol estará presente en la ceremonia de inauguración de la campaña “Salvemos los manglares de Bali, salvemos el mundo”, junto con el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono.

 

Durante el acto, el astro portugués plantará árboles junto al mandatario indonesio y el ministro de Bosques, Zulkifli Hasan, y por la tarde ofrecerá una rueda de prensa y luego participará en una cena de gala.

 

El delantero portugués aceptó el pasado marzo convertirse en el embajador del Foro para la conservación de los manglares en Indonesia y señaló que para él es un privilegio colaborar en esta causa.

 

Tommy Winata, uno de los promotores del evento, dijo que “Ronaldo es la persona adecuada para ser embajador de la defensa de los manglares por su carisma y sus actividades como figura pública, lo que ayudará a concienciar a la sociedad para proteger estos bosques”, declaró el indonesio 

 

 

Ecosistema en peligro

 

 

Indonesia cuenta con más de 80 millones de hectáreas de bosque, no obstante, su conservación se ve amenazada por el incremento de las grandes plantaciones de aceite de palma y madera.

 

Los manglares constituyen un ecosistema costero primario de gran diversidad biológica propios de las regiones tropicales y subtropicales, que tradicionalmente ha sido soporte del sustento de la población local brindando, entre otros productos, alimentos, leña, carbón y madera.

 

También cumplen una función de reducción de inundaciones, ayudan a evitar la erosión de las riberas de los ríos y sirven para amortiguar el oleaje producido por las tormentas, y en menor medida también los vientos fuertes, ambos fenómenos climáticos asociados a muchas tormentas tropicales y subtropicales. 

 

Si bien las tormentas fuertes pueden golpear y dañar las barreras costeras de manglares, éstos vuelven a crecer naturalmente y sin costo, a diferencia de cualquier barrera de protección costera realizada por el ser humano. Sin embargo, los ecosistemas de manglares están siendo destruidos intencionalmente para llevar a cabo actividades industriales no sustentables.

 

Los humedales indonesios, entre los que se incluyen bosques de manglares, pantanos y turberas, han disminuido en forma significativa, pasando de un área total de 42,5 millones de hectáreas en 1987 a 33,8 millones de hectáreas en el presente año. 

 

Grandes áreas de manglares en Indonesia y otras regiones del sudeste asiático han sido “desarrolladas” para crear estanques para la producción comercial de pescado y camarones. 

 

Se estima que el área de bosques de manglares disminuyó de 3,2 millones de hectáreas en 1986 a 2,4 millones en 1996, debido a su conversión en estanques para cría de peces y camarones.

 

Los resultados de una investigación realizada por el International Institute for Aerospace Survey and Earth Science en el delta del río Mahakam, en la región oriental de Kalimantan, muestran que durante el período que va desde 1982 a 1996 desaparecieron aproximadamente 17.429 hectáreas de bosques de manglares, que fueron destinadas a otros usos, principalmente estanques para la cría industrial de camarones.

You May Also Like