John Galliano: sin piedad contra Dior

John Galliano no descansará hasta que haga pagar a Dior
0 Shares
0
0
0

 

Todo indica que la casa francesa Dior no se podrá librar tan fácilmente de su ex director creativo John Galliano.

Por segunda ocasión,  John Galliano interviene con una demanda millonaria contra su ex casa de moda y la que le dio fin a su relación laboral en marzo del 2011.

 

Cauteloso, sonriente y con una poderosa demanda en la mano, John Galliano regresa a los juzgados contra Dior. 

 

El recuento de los daños:

 

1.- Se difunde un video en el que John Galliano insulta a una pareja dentro de un bar del barrio Le Marais. Los comentarios fueron claramente antisemitas. 

 

2.-La corte francesa lo condena a pagar una multa de 6,000 euros (8,415 dólares).

 

3.- En marzo del 2011, John Galliano es oficialmente despedido de Dior. En su momento Sidney Toledano presidente de Dior Costura difunde un comunicado en el que condena “rotundamente” las declaraciones proferidas por Galliano en el vídeo ya que están “en completa contradicción con los valores esenciales que esta empresa ha defendido siempre”.

 

3.- John Galliano es intervenido y se somete a una desintoxicación, después de ser condenado en setiembre del 2011 por un tribunal en París.

 

4.- El diseñador desaparece de los reflectores por más de un año.

 

5.- John Galliano alega ante la corte que la rescisión de su contrato había sido improcedente. Y el tribunal aceptó examinar la demanda, indicó la abogada de Galliano, Chantal Giraud van Gaver.

 

6.- John Galliano es invitado por Oscar de la Renta a colaborar en una colección.

 

7.- El diseñador reanuda junto con su abogada la revisión de su primera demanda, en la que defiende su puesto como trabajador de Dior y no como trabajador independiente como la casa de alta costura presume.


En sus declaraciones a la  AFP, la abogada de John Galliano insistió que Christian Dior no tenía base para alegar que su ex modista estrella, que dirigió las colecciones femeninas de esa casa durante 15 años, no era uno de sus empleados.

Dior “no puede impugnar la existencia de un contrato de trabajo, ante toda la evidencia”, subrayó Giraud van Gaver.

 

You May Also Like