Lo más distinguido de Querétaro se dio cita en el gran Festival de la Paella que fue bañado por la luz solar que cayó esplendida sobre los campos y los viñedos. En un ambiente familiar y amistoso, el evento resultó todo un éxito.

Los asistentes disfrutaron de la alegría, el buen vino y el buen comer en compañía de sus seres queridos. El día fue agraciado por el esplendor de la belleza de las asistentes. Con gran elegancia y distinción las jóvenes queretanas y de otras entidades del país, regalaron sus sonrisas ante el gran ambiente.

La tarde estuvo amenizada por música en vivo a cargo de cantautores y grupos de la zona.