La verdadera historia de una ”Mad Woman”

La publicista Jane Maas relata la verdadera historia de las mujeres en una agencia de publicidad en NY
0 Shares
0
0
0

 

La publicista Jane Maas relata en el libro “Mad Woman” de Editorial Lumen  la verdadera historia que vivían las mujeres dentro de una agencia de publicidad en la Madison Avenue.

 

Jane Maas desmiente y aclara en su libro algunos aspectos que la famosa serie de televisión Mad Men ha relatado en su historia respecto a las funciones de trabajo que las mujeres llevaban a cabo en una agencia de publicidad en los 60.

 

La ex publicista Jane Maas creadora de la famosa frase ‘I love New York’ comenzó su carrera como redactora en la agencia de publicidad Ogilvy & Mather. Su talento y perseverancia la convirtieron en la primera mujer que presidió una agencia de publicidad neoyorquina.

 

Maas confianza en una entrevista publicada por el suplemento de moda S Moda del diario español El País que quizás la mujer más acertada en la serie es el personaje de “Peggy Olson”.

 

En el libro concuerda que en aquella época no era fácil para las mujeres llegar a puestos altos y bien remunerados y mucho menos si eras una mujer con hijos.  

 

Otro detalle en el que concuerda Maas en base a la serie Mad Men, es que efectivamente las mujeres buscaban estar a lo último de la moda, incluso apunta en la entrevista: “queríamos ser trendsetters, fuimos las primeras en llevar minifalda a la oficina, aunque la mayor parte del tiempo éramos bastante conservadoras”.

 

Quizás el detalle que la serie no tomó en cuenta, es que la pasió y el respeto y amor mutuo por todos los que convivían en una agencia de publicidad.

 

“Como George Lois, no creo que Mad Men presente una visión real del mundo en los 60. Él está bastante furioso con la serie, pero yo asumo que el show en realidad es una telenovela emplazada en una agencia publicitaria, y, por lo tanto, necesita del drama y el conflicto”, cuenta.

 

Cuando se le cuestiona sobre otro de los personajes femeninos de la serie (Christina Hendricks), Maas aclara que sin duda el argumento de llegar a un buen puesto por medio de la seducción: “No conozco a una sola mujer de una agencia real que lo haya usado para llegar tan alto. Las mujeres lo lograban por los mismos méritos que los hombres: eran listas, tenían talento y habían trabajado durísimo para conseguirlo”.

 

Pese a que Jane Maas logró imponer su estilo y pasión en aquella agencia que la llevo a grandes logros, confiesa que el camino no fue fácil para otras y es que el su libro entrevistó a otras mujeres “Mad Woman” de esa época y descubrió que no todas estaban conformes con lo que ocurrió después.  


Casi todas las mujeres con las que he hablado sobre el mundo laboral en los tiempos de Mad Men me han comentado lo furiosas que se sentían por estar tan cansadas y los reproches que se hacían por no desempeñar satisfactoriamente ninguna de las funciones que debían cumplir” argumenta en la publicación española. 

 

You May Also Like