Sotheby’s subasta accesorios de la millonaria Brooke Astor

La recaudación de la subasta será para causas benéficas
0 Shares
0
0
0

Sotheby’s subasta el día de hoy, martes 25 septiembre más de 900 objetos personales que provienen del apartamento neoyorquino de Park Avenue y de la finca del condado de Westchester en que vivió hasta su muerte  la multimillonaria filántropa icono de las socialites, Brooke Astor (1902-2007), reina de la alta sociedad de Nueva York.

 

La recaudación de la subasta será para causas benéficas, a las que en vida donó más de 200 millones de dólares. 

 

Roberta Brooke Russell -Bobby para su familia- pasó su niñez en China, República Dominicana, Hawai y Panamá, debido a la carrera militar de su padre. A los 21 años era columnista de Vogue. Su fortuna le llegó con su tercer marido Vincent Astor, hijo de John Jacob Astor IV, destacado empresario de la alta sociedad estadounidense que, antes de desaparecer en el hundimiento del Titanic. Los Astor fueron la primera familia multimillonaria de Estados Unidos desde que John Jacob hizo su escandalosa fortuna en a finales de la Guerra de Secesión.

 

En 1959, se muere su marido y la viuda hereda su fortuna personal de 60 millones de dólares, así como la Fundación Vincent Astor, también valorada en 60 millones y que podía administrar como quisiera. 

 

De día visitaba orfanatos y, de noche -casi todas las noches- se vestía con modelos de Óscar de la Renta, bebía champagne y tomaba caviar sentada. En su apogeo, Brooke fue anfitriona de presidentes, primeras damas y cantidad de celebrities y literatos en su elegante dúplex, el 778 de Park Avenue. 

 

Tuvo una buena vida, pero en sus últimos años cuando, ya cumplidos los 100, pasó de ser reina de la alta sociedad a víctima de maltrato por su único hijo, el ex embajador Anthony Tony Marshall.

 

El 13 de agosto del 2007, a los 105 años, Brooke murió en su finca de Holly Hill, en Briarcliff Manor. Dejó una fortuna valorada en 200 millones de dólares y preciadas posesiones: muebles de laca de la dinastía Qing, joyas, un reloj Cartier de diamante y jade, obras de Tiépolo, Canaletto o Nicolas Lancret y docenas de retratos de perros del siglo XIX.

 

Más info: www.sothebys.com

You May Also Like