El actor estadounidense Leonardo Di Caprio se ha mostrado muy poco interesado en el hecho de no haber recibido aún un Óscar a sus 34 años. El astro le resta importancia diciendo: “la verdad es que siento que aún tengo mucho que demostrarme a mí mismo como actor. Además todavía me queda mucho tiempo por delante y aún poseo aquel sentimiento de sed de querer lograr una interpretación de la que me sienta orgulloso algún día».

El interprete, que se hizo famoso por el filme Titanic, es muy autocrítico. Su actuación en la película Revolutionary Road, donde vuelve a compartir cartel con su gran amiga Kate Winslet, a quien conoció en el taquillero filme de James Cameron, no lo ha dejado demasiado satisfecho.