Brasil: mucho más que carnavales, fútbol y caipirinhas

Disfruta de unas vacaciones de verano inolvidables en Brasil
0 Shares
0
0
0

Si estás pensando en las vacaciones de verano, Brasil debe ser una de tus preferencias. Además de las espectaculares y divertidas playas, el fútbol, las caipirinhas, el famoso baile capoeira y el reconocido carnaval, Brasil es todo un edén con mucho que brindarte.

 

La mayoría de los turistas que viajan a Brasil visitan solo alguno de los más conocidos destinos como las Cataratas del Iguazú, el Amazonas, los carnavales de Rio de Janeiro, Salvador de Bahía y sus turísticas playas. Una buena aproximación, pero Brasil puede ofrecerte mucho más.

 

Río de Janeiro y sus playas

 

Son el otro gran atractivo además del carnaval. Las hay de todo tipo; familiares, para gente joven, de ambiente gay, etc. Ipanema es una clásica playa que no debes perderte, pero Copacabana y Leblon son obligadas. Podrás comer y beber en la playa pasando todo el día. Otras de las las playas que recomiendo son las de Prainha y Grimari, en la zona oeste de Río, que bien valen una visita.

 

Para salir en Río de Janeiro te recomendamos la zona de Botafogo, también en Cinelandia y Lapa, que es el corazón gay de la ciudad, donde encontrarás muchos locales de samba. En Leblon e Ipanema están los clubes de moda de la ciudad.

 

Aprovecha que vas a Río para conocer el famoso Pan de Azúcar, en el Monte Corcovado, el Palacio de Itamaraty  y el Museo Nacional de Bellas Artes. Lo más práctico es hacer el “city tour”’, que dura tres horas y te llevará a ver lo más representativo de la ciudad. Río de Janeiro es una ciudad que te ofrece buenas posibilidades para hacer deportes de aventura, ecoturismo y todo tipo de excursiones a los alrededores, como el Parque Nacional de Tijuca o el Lago Encantado.

 

Salvador de Bahía, el otro paraíso

 

La segunda ciudad más conocida de Brasil es famosa por sus iglesias repletas de oro, sus maravillosos paisajes marinos, sus lindas mansiones y sus delirantes festivales. Es un lugar famoso por su sensualidad, su libertad y la predisposición de su gente al gozo y la diversión. Acertarás de pleno si la eliges como destino.

 

El litoral bahiano está tapizado por arena blanca, siempre caliente por el sol y bañada por el refrescante Océano Atlántico, de un tono verde-azulado. Palmeras, dunas, lagunas, manglares, aldeas de pescadores y estuarios… Te sentirás como en el paraíso!!!.

 

Para comer en este lugar que se considera una de las gastronomías más típicas de Brasil debes probar una moqueca (cocidos de pescado), el bobó de camarón (cocido con salsa de mandioca), los bolinhos o el vatapá (crema de maní) o un acarajé, el pastelillo frito típico de Salvador. 

 

Itaparica, y sus magníficos corales

 

Itaparica es la isla más grande de la Bahía, tiene 36 kilómetros de largo y 12 de ancho. Hasta la introducción del transbordador alrededor del año 1974, eran solo aldeas aisladas de pescadores con blancas playas, plantadas con millares de cocos. 

 

Se encuentra ubicada a unos 17 kilómetros de Salvador de Bahía y está particularmente rodeada por una barrera de corales. Posee una vegetación tropical y además contiene un largo y extenso litoral de las típicas arenas blancas que identifican al país.

 

Para disfrutar de las mejores vacaciones esta isla es ideal porque cuenta hermosas playas. La playa más destacada y conocida de todas es Ponta de Areira que tiene unos 1.400 metros de ancho, espléndida para aprovechar un día entero en la playa, desde la mañana hasta el atardecer.

 

Para los amantes del ecoturismo pueden disfrutar con un simple viaje en barca desde el Mercado Modelo, centro de artesanías donde se puede adquirir los recuerdos, y se puede apreciar la sorprendente fauna y flora del Pantanal Bahiano. 

 

Trancoso, y sus playas de las mejores de Brasil

 

Ubicada a unos 25 kilómetros al sur de Porto Seguro. Es una villa típica de origen Jesuita que data del siglo XVI, manteniendo hasta hoy su arquitectura original. Trancoso constituye un importante sitio histórico, ya que es uno de los pocos lugares en Brasil que todavía se mantiene, desde la época del descubrimiento, el trazado urbano original. 

 

Tiene un área con 12 kilómetros de playas cristalinas y vegetación exuberante. Sus playas se consideran las más hermosas del país, siendo un atractivo que lleva a muchos turistas. El mar azul baña largas zonas de arena blanca con trechos prácticamente desiertos. Son excelentes para baños, caminatas y la práctica del naturismo. 

 

Se dice que Trancoso fue descubierta por jóvenes hippies en la década de los 70. Existe buena infraestructura turística y de hospedaje. 

 

Por último, no te pierdas otros lugares como Prado, Ilhéus, Porto Seguro, Santa Cruz Cabrália o Morro de Sao Paulo son algunos de los que no puedes dejar de visitar además de disfrutar del carnaval, que atrae cada año a decenas de miles de turistas.

You May Also Like