Bakú se convierte en el nuevo Dubai

Una ciudad que cambia todos los días

 

La historia cuenta que los persas bautizaron Azerbaijan como «la tierra del fuego» y esta joven república caucásica que apenas ha cumplido 20 años como país independiente se está convirtiendo en el nuevo Dubai de la región. Su crecimiento sorprende cada vez más a los países más próximos como Rusia, Irán, Georgia y Armenia, este crecimiento es debido a los grandísimos recursos de petróleo y gas que le llevarán a ser el punto de comunicación entre lo islámico oriental y Europa.

 

El 97% de la población azerí, ocho millones de habitantes, son oficialmente musulmanes, pero actualmente en Bakú,» ciudad de los vientos», se percibe una atmósfera occidental que han traído sus «petrodólares».

 

La capital ha experimentado en los últimos cuatro años un desarrollo urbano que se puede ver en todas sus calles y edificaciones, como los enormes Rascacielos, edificios públicos, viviendas y grandes hoteles. En 2011, se inauguraron cinco hoteles de las cadenas Hilton, Four Seasons y Marriott. Asimismo, las autoridades de este país han construido el nuevo palacio a las orillas del mar Caspio para llevar a cabo el Festival de Eurovisión de 2012, el próximo 26 de mayo. 

 

El Baku Crystal Hall, situado en la plaza de la Bandera Nacional con el mástil más elevado del país, recibirá a 25.000 espectadores y los organizadores están convencidos de que maravillarán al mundo «con un espectáculo nunca visto».

 

Otro de los ejemplos de este crecimiento arquitectónico es el nuevo Hotel Hilton con sus 25 plantas y su terraza giratoria superior de 360 grados que se eleva sobre el seafront y el bulevar de la ciudad. Es el lugar de moda y de encuentro de los habitantes de Bakú que se han acostumbrado a abarrotar sus bares y cafés.

 

Sus gobernantes quieren convertirlo en un nuevo Dubai de la zona. No hay otro lugar en toda la región del Cáucaso en el que se construya como éste, un país tolerante, amable y muy seguro que quiere europeizarse. 

 

El viejo Bakú

 

La capital esconde otros atractivos en su vieja ciudad amurallada, un recinto dañado después de un siglo de guerras y de dominio soviético que empezó a ser rehabilitado en 2003 con un plan de restauración actualmente en vigor. La imponente Torre Maiden (s. XII), de forma redondeada, que ha permanecido milagrosamente y sirve de magnifico faro para divisar el nuevo «skyline» de la ciudad con sus rascacielos y sus curiosos edificios con andamios de madera; el palacio de Shirvanshahs, levantado alrededor de la tumba de un santo sufí llamado Seyyid Yahya Bakuvi y que fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2000, o la misteriosa Torre de la Doncella, el otro icono de Bakú con sus 30 metros de altura.

 

Las Excursiones que te recomendamos visitar cerca de la ciudad son: el Templo del Fuego que se encuentra a 17 kilómetros de la capital en Atashgah, un lugar que históricamente ha atraído a miles de peregrinos. Saturado de gas natural y aceite que prende de manera espontánea. También, tiene que visitar la Montaña de Fuego, en una de las colinas de Yanar Dag las llamas alcanzan los 3 metros de altura. El fenómeno está causado al filtrarse el gas del subsuelo por las rocas porosas de arenisca.

 

En Gobustán, a 64 kilómetros de Bakú el visitante descubre unos llamativos petroglifos y pinturas rupestres (hay más de medio millón en el lugar) con escenas de hombres primitivos, danzas, animales y barcos que en este último caso apuntan a una antigua conexión vikinga. Sorprenden también las piedras musicales (Gaval Dash) que se utilizaban para ritos y danzas.

 

Los Minivolcanes son un fenómeno llamativo en Alad que desprenden lodo del interior de la tierra. En el mundo hay setecientos y más de la mitad se encuentran en este lugar. Se forman al mezclarse el agua caliente y algunos sedimentos finos que son expulsados a través de un hoyo profundo en el terreno. Las erupciones tienen una temperatura de 2 o 3 grados, pero en ocasiones han llegado a arrojar llamas de más de 15 metros de altura.

 

Para llegar a Bakú las dos vías más habituales son con escala en Moscú o en Estambul (Aeroflot y Turkish Airlines).

 

Un lugar para hospedarse en Bakú es el Hotel Atropat y le recomendamos dos restaurantes para comer, el Restaurante Old City y el Cafe City.

 

You May Also Like