Tasting Village en el Iberostar Hotel

Disfrutamos de esta experiencia única gracias a American Express en Cancún
0 Shares
0
0
0

En la terraza del Iberostar Hotel dentro de las actividades del Cancun Rivera Maya Wine & Food Festival patrocinado por American Express se montó una gran carpa en donde todos los hoteles participantes expusieron sus respectivas islas y degustaciones de sus restaurantes insignias, a nuestra llegada se nos obsequio nuestra copa de vino “Schott Zwiesel” considerado el mejor cristal del mundo para poder hacer las catas de vino.

Del Hotel Me: tostaditas de atún sukiyaku con brotes de cempazuchitl y maíz, tartaleta de tapioca y chutney, nos atendió personalmente Ricardo Montero Sous Chef del Silk; Benazuza del Hotel Oasis conocimos al Chef Jesús Escalera me convenció a tomar un “molusco” de guanabana, una esfera presentada en una concha de almeja, ceviche de ostión con un aire de limón; desde Chile la bodega vitivinícola Miguel Torre, Santa Digna con una amplia gama que va desde un riesling vendimia tardía ideal para un foie gras o para postre hasta un Carmenere reserva 2010; La CANIRAC, el restaurante Yaxche basado en técnica culinaria ancestral de la cultura maya, increíble; el ingeniero Paolo Paoloni de Villa Montefiori nuevamente nos encontramos; Le Basilic, restaurante 5 diamantes del Fiesta Americana de Coral Beach, chef Francisco Flores, crema de trufa negra con papa, terrina de foie gras con terrina de mango.

En la parte de libros Aarón Sánchez nacido en Cd. Juárez y radicado en Nueva York presentó su libro “Simple Food, Big Flavor”, Marcus Samuelsson lo considera uno de los mejores chefs latinoamericanos y quien opera sus dos restaurantes: Céntrico en Nueva York y Mestizo en Kansas City, alumnos de la Anáhuac con su escuela culinaria Cordon Bleu quien ofrece cursos de extensión para el público en general aficionado a la buena comida, más vino chileno Errázuriz chardonnay un vino joven y el Max reserva que se añeja 12 meses en barrica de roble francés, sauvignon blanc.

El Estado de Oaxaca haciendo promoción de mezcales artesanales, todos de pequeños productores de las mejores plantaciones y de variedades de agaves, de ahí la riqueza y la gama de los diferentes sabores, frescos, suaves, ahumados, frutales y demás sensaciones al paladar, los blancos no tienen proceso de maduración, el reposado pasa a la barrica de 3 a 9 meses y el añejo a partir del primer año, todos en barrica de roble que es la única madera que persiste al proceso de maduración.

Todo a ritmo musical  de un pequeño grupo de jazz que canta ” Cant give you anything but love”.

El Chef Enrique Olvera del Cullinary Challenge American Express invitó al azar a dos participantes, Paola Munayer quien preparó un ceviche al chef con receta secreta (naranja y menta) quien a pesar de decir en no tener experiencia culinaria se divirtió mucho “me tarde más en emplazado que en prepararlo”  y a Ana Karina Altamirano quien preparó un cesión de camarón con pescado curtido con jugo de limón y naranja y vino blanco, Olvera les dió los ingredientes, camarón, langostino y robalo, 20 minutos para la elaboración; El Chef fue recomendando pero las participantes fueron quienes desarrollaron los platillos. Mientras ellas cocinan, Olvera bromea a la vez que las guía, Constanza McCluskey es la primera “Mano blanca” en hacer la rifa y aunque le hago ojitos no me toca libro autografiado, Alfonso Mendieta de Universidad del Caribe, Rubén Bordes desde Veracruz fue el jurado invitado, quien declaro un empate entre ambas participantes.

You May Also Like