Amy Winehouse debe dejar el alcohol o morirá

Amy Winehouse recibió un diagnostico muy poco favorable por parte de los médicos, advirtiéndole que esta es su última oportunidad y que si no deja el alcohol morirá

Amy Winehouse volvió a ingresar en rehabilitación hace unos días y los médicos que la atienden están muy preocupados por su estado de salud. Le advirtieron que esta es su última oportunidad: si no deja definitivamente el alcohol, morirá.

Por mucho que Winehouse bromeara en sus canciones sobre sus problemas con la bebida, la situación llegó a un punto que no admite risas. Su salud está muy deteriorada y no puede permitirse más excesos.

Los médicos de la clínica londinense The Priory, donde Winehouse está ingresada para rehabilitarse por enésima vez, se lo dejaron claro. Se trata de «su última oportunidad», si no deja el alcohol, morirá.

Según afirman fuentes de The Sun, «los médicos se pusieron serios con ella por lo grave de su situación. Es una dura realidad pero tiene que escuchar lo que le digan».

Su padre Mitch Winehouse y su novio Reg Traviss «están muy preocupados por ella» y quisieron estar presentes cuando la cantante recibió este diagnóstico. Pero por mucho apoyo que le brinden, la fuerza de voluntad debe venir de Amy.

En anteriores ocasiones, era Mitch quien convencía y acompañaba a la joven para que recibiera ayuda médica. Pero «esta vez, ella decidió personalmente ingresar y quiere superarlo por sí misma».

Amy ya se sometió a rehabilitación en varias ocasiones entre 2007 y 2009, pero volvió a caer en sus adicciones. 

You May Also Like