La novia del príncipe Harry, una mujer trabajadora

La novia del príncipe Harry, Chelsy Davy, ha comenzado a trabajar en el prestigioso gabinete de abogados de la reina Isabel, Farrer & Co. La rubia, que estudió Políticas y Ciencias Económicas en la Universidad de Ciudad del Cabo antes de comenzar su posgraduado en Leyes en Leeds, va a trabajar durante las fiestas en las oficinas que la compañía jurídica tiene en Lincoln’s Inn Fields, en Londres.

Gracias a este contrato, Chelsy, de 23 años, podrá pasar más tiempo con el Príncipe, ya que su despacho se encuentra muy cerca de Clarence House, donde radica Harry en Londres.
La oriunda de Zimbawe fue elegida para el puesto de 200 euros semanales entre cientos de jóvenes licenciados. «Las colocaciones en vacaciones son más competitivas que los contratos de instrucción de la compañía durante un periodo de dos años» le dijo un miembro de la compañía al Daily Mail.

La nueva situación laboral de Davy ha acarreado algunos cambios en la vida de la joven. Chelsy, ha tenido que recortar sus salidas.