El Camino del Whisky en Escocia

Un camino único para disfrutar del mejor Whisky…

Escocia es un país rico en cultura y con una historia única. El whisky en sí mismo, cuyas raíces se remontan al siglo XV, ha estado históricamente unido a Escocia. Hoy en día el whisky de Escocia representa no solo la historia y la cultura de un país sino la esencia de las tierras de las cuales es originario. Desde las ricas colinas escocesas donde el whisky adquiere su carácter, hasta los paisajes únicos de las Tierras Altas, o los ríos y las montañas que llenan de maravillosa vegetación Escocia.

Escocia posee un increíble número de destilerías y centros abiertos al visitante para conocer la tradición del whisky, desde ciudades como Edimburgo o Glasgow hasta la isla de Islay o la costa oeste del país.

Speyside es el hogar de más de la mitad de las destilerías de Escocia, todas ellas situadas a lo largo de la costa y rodeadas de históricas ciudades y pueblos. El camino del Whisky de Malta es una ruta única a través del valle del río Spey. Es el lugar en el que se toman las principales decisiones en cuestión de whisky, en las siete destilerías activas, en su única destilería protegida y en la cooperativa de fabricación de barriles.

La destilería Benromach, situada a las afueras de la ciudad comercial de Forres, es la destilería más pequeña en activo en Moray. Su distintivo es su chimenea roja de más de 100 pies que sobresale en su edificio principal de color blanco y en ella se puede aprender sobre el mundo del Whisky a través de catas guiadas y numerosas exposiciones. También en Forres, la destilería de Dallas Dhu es una cápsula del tiempo en perfecto estado de conservación sobre el arte de la destilación. Fue construida en 1898, la última destilería del siglo XIX.

La destilería de Cardhu fue fundada en 1824 y está situada en Knockando, al oeste de Aberlour. Cardu presume de producir un whisky rico con cuerpo y con el distintivo de un sabor ahumado. El whisky se presenta en una botella con forma de bulbo y es también utilizado en algunos de las mezclas del conocido Johnnie Walker.

La de Glenfiddich, entre las otras,  está justo al norte del llamado centro del Whisky, Dufftown, y es probablemente el más conocido de los whiskeys de malta. Es también la más grande y singular de las destilerías. Su whisky es ligero, dulce presentado en botellas cuyo distintivo es la forma triangular. 

You May Also Like