Montegrappa hace plumas inspiradas en el Alfa Romeo

Montegrappa encuentra la oportunidad y la factibilidad de ser escogida para producir la pluma del centenario del fabricante de automóviles milanés de alfa Romeo que nació en 1910.

No es una coincidencia que dos legendarias  marcas italianas estén a punto de celebrar su centenario:  ambas nacieron en uno de los períodos de gran aventura, inventiva y sentido de innovación que se conozca en la historia. 

Dotados con un innato sentido del estilo y la belleza, Italia se encontraba en el lugar ideal para contribuir grandemente en la conformación del naciente siglo, influyendo con gran impacto sobre el desempeño y el gusto. 

Es por eso que Montegrappa encuentra la oportunidad y la factibilidad de ser escogida para producir la pluma del centenario del fabricante de automóviles milanés de alfa Romeo que nació en 1910. 

La calidad italiana une a estas dos firmas, que comparten los valores que definen el espíritu italiano, la tradición y la innovación.

El primer fruto de esta nuevas sociedad es un elegante juego de plumas que personifica la esencia de la historia y prestigio de Alfa Romeo.  La serie creada por los expertos artesanos de Bassano consiste de 12 plumas diferentes en versiones de pluma fuente, roller y bolígrafo, y como referencia del número de piezas totales producidas está relacionada con el 24 de junio de 1910, y se conforman de la siguiente manera:

-246   Plumas fuente, rollers y bolígrafos realizados en celuloide y fibra de carbón

-246   Plumas fuente, rollers y bolígrafos realizados en celuloide y plata pura 

-167   Portaminas de cada uno de los tipos anteriores

-24     Piezas de cada uno de las cuatro series en celuloide y oro de 18 quilates.

Tallado en bajo relieve en el cuerpo de la versión en plata y oro se muestran exquisitos y  artísticos diseños inspirados por los estilizados elementos que evocan el logo de Alfa Romeo:  La serpiente Visconti,  emblema y el antiguo logo. El logo aparece grabado también en el remate del capuchón, mientras que el clásico trébol de cuatro hojas de Alfa Romeo está grabado en el punto bicolor de 18 quilates, que está parcialmente recubierto de rodio. El alimentador está hecho de ebonita, lo que prueba que aún las partes ocultas son seleccionadas y manufacturadas con suma atención al detalle.

El estuche realizado en imitación piel también confirma la elegancia y sofisticación de estos instrumentos de escritura únicos.

You May Also Like