Libertad para Lindsay Lohan

Estuvo 13 días encerrada y esta madrugada le abrieron las puertas de la prisión de mujeres de Lynnwood, cerca de Los Angeles, a la 1.30. Su condena fue por  no haber respetado el período de reeducación que se le había impuesto por conducir en estado de ebriedad. Lohan pasó tras las rejas sólo 13

Estuvo 13 días encerrada y esta madrugada le abrieron las puertas de la prisión de mujeres de Lynnwood, cerca de Los Angeles, a la 1.30. Su condena fue por  no haber respetado el período de reeducación que se le había impuesto por conducir en estado de ebriedad.

Lohan pasó tras las rejas sólo 13 días de los 90 estipulados en la sentencia, pero ahora deberá comenzar un severo tratamiento de rehabilitación de tres meses, que también fue indicado como parte de su condena.

Debido a la notoria sobrepoblación en las prisiones, en California es frecuente que los acusados por delitos menores sean excarcelados tras cumplir una cuarta parte de la condena.

El anuncio. El portavoz del Sheriff de Los Ángeles, Steve Whitmore, fue el encargado de anunciar a la prensa que Lindsay ya se había retirado de la cárcel.

«Partió directamente a su próxima etapa, una clínica de desintoxicación (cerrada). Por ello ahora está bajo supervisión del ayudante de vigilancia del distrito de Los Angeles. Su encarcelamiento ha concluido», indicó Whitmore.

Deseo no cumplido. Lohan hubiera preferido antes de comenzar el tratamiento pasar unos días con su familia, pero sus abogados no pudieron revertir la decisión de la Justicia.

Un infierno. A la actriz de Chicas pesadas no le fue fácil adaptarse al encierro: lloró a más no poder, tuvo un ataque de histeria que derivó en su aislamiento y logró el odio de las otras presas, ya que su llanto en las noches no las dejaba dormir.

You May Also Like